La oposición impugna la candidatura de Bolsonaro por "abuso de poder"

·2  min de lectura

Brasilia, 8 sep (EFE).- El opositor Partido Democrático Laborista (PDT) impugnó este jueves la candidatura del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, para las elecciones del 2 de octubre, bajo la acusación de "abuso de poder político y económico".

La demanda, en la cual se solicita al Tribunal Superior Electoral (TSE) que declare "inelegible" al actual mandatario y candidato a la reelección, está fundamentada en el comportamiento de Bolsonaro este miércoles, durante los festejos del Bicentenario de la Independencia del país de Portugal.

Bolsonaro convirtió esas celebraciones en grandes mítines de un marcado carácter electoral, en los que movilizó a decenas de miles de simpatizantes y descalificó a otros candidatos, casi sin hacer menciones a la fecha patria.

"Por ser actos públicos destinados a celebrar un hecho histórico, esos eventos no podrían ser transformados en una tribuna electoral, con la utilización de estructuras costeadas con dinero público", dice la demanda presentada por el PDT ante el tribunal electoral.

Agrega además que "el evento fue desvirtuado sólo para satisfacer los intereses de una campaña electoral, sin siquiera volcarse a los fines a que se destinaba".

Este 7 de septiembre, Bolsonaro encabezó un acto institucional en Brasil, que estuvo centrado en un desfile militar realizado en la Explanada de los Ministerios, una céntrica avenida de la capital.

Concluida esa ceremonia, en la misma Explanada, celebró un primer mitin electoral frente al público que había asistido al desfile, en su mayoría alineado en el bolsonarismo, al que la oposición le dejó las calles en la fecha patria para evitar posibles enfrentamientos.

Bolsonaro se trasladó entonces a Río de Janeiro, donde también presenció una ceremonia militar por el día de la Independencia en la playa de Copacabana y, al igual que en Brasilia, celebró otro acto electoral inmediatamente después de la celebración oficial.

El comportamiento del mandatario en esa fecha cívica generó una ola de críticas de toda la oposición, que al unísono lo acusó de haber "apropiado de una fiesta de todos los brasileños".

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, favorito en todas las encuestas para ganar las elecciones del 2 de octubre, lamentó que Bolsonaro no hubiera aprovechado la fecha para hablar del "amor y la unidad" que el país precisa.

Sin embargo, manifestó su "fe" en que Brasil "reconquistará su bandera, su soberanía y la democracia".

(c) Agencia EFE