La oposición denuncia que el Gobierno frenó los ascensos de dos militares que declararon contra Amado Boudou y Milagro Sala

·3  min de lectura
Alberto Fernandez con el ejercito
Presidencia

La oposición denunció que el Gobierno frenó los ascensos de dos militares porque declararon como testigos en las causas judiciales que comprometían a Milagro Sala y Amado Boudou.

La promoción de ambos oficiales -los tenientes coroneles Jean Pierre Claisse y Walter Rovira- había sido propuesta por el presidente Alberto Fernández y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y convalidada en la Comisión de Acuerdos del Senado pero la reacción de sectores que responden a la vicepresidenta Cristina Kirchner obligó a dar marcha atrás cuando los pliegos se trataron en el recinto, en diciembre pasado.

Alberto Fernández se reunió con John Kerry: "Me dijo que está dispuesto a discutir formas de financiamiento" del cambio climático

Así lo planteó el senador nacional Julio Martínez (Juntos por el Cambio-La Rioja), durante una sesión en la que el oficialismo logró aprobar un proyecto de declaración de Oscar Parrilli (Frente de Todos-Neuquén), cuya finalidad, dijo el legislador radical, es “marcarle la cancha” al ministro de Economía, Martín Guzmán, al pedirle que destine a la pandemia los derechos especiales de giro del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Senador Julio Martínez en la Sesión Especial remota del Honorable Senado de la Nación, el 8 de octubre
Prensa Senado


El Senador Julio Martínez responsabilizó al kirchnerismo por el rechazo de los ascensos de dos oficiales del Ejército (Prensa Senado/)

En este recinto han carpeteado los ascensos de dos militares propuestos por el Presidente y por el ministro de Defensa, porque uno ha sido testigo en la causa judicial de Milagro Sala y otro en la de Amado Boudou”, afirmó el senador Martínez. Explicó que ambos oficiales del Ejército dijeron a la Justicia “lo que sabían y lo que conocían”.

Denunció, de este modo, la existencia de una “agenda de venganza e impunidad que impulsa el sector de la vicepresidenta. " Y han puesto en esa agenda los ascensos a los militares”, añadió el legislador opositor, que fue ministro de Defensa en los primeros dos años de la gestión presidencial de Mauricio Macri,.

“Hay una política pública del Gobierno que sí funciona”, dijo Martínez, en referencia a la original clasificación de los funcionarios de Alberto Fernández, formulada hace unos meses por la expresidenta.

Martínez advirtió sobre contradicciones en el seno del Gobierno, caracterizado por “un Presidente débil y una vicepresidenta fuerte”. Y acusó al oficialismo de pretender imponer “un sistema de gobierno vicepresidencialista, que no existe en la Constitución ni en ningún lugar del mundo”.

Puertas adentro del Ejército se escucharon voces de queja por el rechazo de los ascensos de estos dos militares, aunque no hubo reclamos por parte de la fuerza.

Los militares postergados

Como informó LA NACION en diciembre pasado, el teniente coronel Claisse era el jefe de la Casa Militar, durante el gobierno de Mauricio Macri, y declaró ante la Justicia que su dependencia tenía dos helicópteros disponibles el mismo día en que Boudou utilizó una aeronave privada para viajar a Necochea. El exvicepresidente enfrentó por ello, una investigación por dádivas.

El teniente coronel Rovira fue director de la quinta presidencial de Olivos y declaró como testigo en una investigación por la presunta presencia de Milagro Sala y otros dirigentes de Tupac Amaru en Olivos, en la causa por el supuesto pago de coimas por la realización de viviendas sociales.

Los ascensos militares siempre fueron un tema sensible en los gobiernos kirchneristas. En ámbitos castrenses todavía se recuerda la postergación de varios oficiales de las Fuerzas Armadas por “portación de apellido”, como ocurrió durante la gestión de Nilda Garré en el Ministerio de Defensa. En noviembre de 2019, además, la Justicia ordenó indemnizar por daño moral a un militar que había sido echado de la Armada por orden de Cristina Kirchner.