Oposición condena "decretazo" de AMLO

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 23 (EL UNIVERSAL).- El Grupo Plural del Senado, las bancadas del PRI, Movimiento Ciudadano y PRD, rechazaron el acuerdo del Ejecutivo Federal que declara una cuestión de seguridad nacional la realización de obras y proyectos prioritarios para el Gobierno de México, al argumentar que es inconstitucional, tiene una lógica infantil, es engañoso y manipulador.

En rueda de prensa, los cinco senadores del Grupo Plural expusieron que el gobierno está confundiendo el desarrollo económico y social con la seguridad nacional o, deliberadamente, busca confundir a la ciudadanía haciéndole creer que son la misma cosa.

Alejandra Gastélum, dio lectura a un posicionamiento en donde expuso que lo que busca el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es evadir las obligaciones constitucionales y legales del gobierno federal en materia de transparencia y acceso a la información pública con relación a sus proyectos prioritarios, "que el decreto no lo dice, pero que, como ustedes saben, son: la refinería de Dos Bocas, el aeropuerto Felipe Ángeles y el Tren Maya".

Por su parte, el senador Gustavo Madero, dijo que el llamado "decretazo" sólo solapará la corrupción, ocultando información, utilizando al Ejército como el mayor contratista y establecer una presidencia de privilegios, con una ley particular del presidente, donde quiere que todos se sometan a la ley, menos él.

"No tiene sustento decir que es seguridad nacional. Son ocurrencias. Hay una incontinencia presidencial autoritaria y mientras no generemos un repudio, será incontrolable", concluyó.

En tanto, la bancada del PRI señalaron que el "decretazo" del presidente López Obrador sólo se crea un "manto de opacidad" y es una ofensa a la legalidad del país.

"Tenemos Constitución y tenemos leyes que obligan a que el Estado mexicano cumpla con cierta normatividad, y con este 'decretazo' constitucional no solamente nos vamos a la opacidad de las contrataciones, de las adjudicaciones directas y cómo es que para la construcción de varias de estas obras de las que hoy ya se quiere reservar información, se han estado utilizando y contratando empresas fantasmas", indicó desde su escaño Claudia Anaya Mota.

Asimismo, senadores y dirigentes de Movimiento Ciudadano manifestaron su rechazó al llamado "decretazo" al señalar que es un "golpe autocrático a las instituciones" y al final del sexenio se generarán "muchos lozoyas" y casos de corrupción.

El senador de Movimiento Ciudadano, Juan Zepeda, criticó el acuerdo que blinda las megaobras de este gobierno.

"En una democracia normal y en las reglas e instituciones que nos hemos dado los demócratas no exagero que cuando termine este sexenio habría puños de Lozayas para aventar para arriba. Esa simbiosis gobierno federal con las Fuerzas Armadas es peligrosa para el país y para una democracia".

Por su parte, la secretaria general del PRD, Adriana Díaz Contreras, dijo en entrevista en el Senado que el acuerdo o decreto es "un golpe autocrático a las instituciones del país".

Criticó el uso autocrático de los poderes presidenciales al aprobar una condición de excepcionalidad por doce meses para otorgar autorizaciones provisionales y gozar de la afirmativa ficta que le permite obtener dictámenes, permisos o licencias necesarias para iniciar los proyectos u obras, y con ello garantizar los objetivos del gobierno: "la ejecución de obras, beneficio social esperado y el ejercicio de los presupuestos autorizados".

Morena defiende "decretazo" y lo explica

La bancada de Morena defendió el acuerdo del Ejecutivo Federal que cataloga las obras prioritarias de infraestructura como de seguridad nacional al tiempo que calificó a los legisladores del PAN de hipócritas porque en sus gobiernos se fomentaron los "moches" en la asignación de contratos y obras.

En tribuna, el vocero de Morena, César Cravioto, defendió el llamado "decretazo" al señalar que el mismo se termina la burocracia, pero también las prácticas de corrupción del pasado como los llamados "moches".

"Ahora se junta con este decreto del presidente, porque les preocupa, porque no quieren que el gobierno de la República con sus compromisos, pero se van a quedar con las ganas, este gobierno de la Cuarta Transformación que encabeza el presidente López Obrador, va a entregar en tiempo y forma el aeropuerto Felipe Ángeles, la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya, el Tren Interoceánico, cosa que no pudo hacer Calderón.

"¿Se acuerdan que Calderón dijo que iba a hacer una refinería y sólo se gastó mil 300 millones de pesos en una barda?", recordó el senador morenista.

Más tarde, a través de un comunicado, la dirigencia del partido en el gobierno, a cargo de Mario Delgado, indicó que el decreto –además- brindará mayor certidumbre a las instituciones y empresas encargadas de las obras y proyectos, ello sin impedir la transparencia ni la rendición de cuentas.

"Los proyectos prioritarios de infraestructura impulsados por el gobierno de la Cuarta Transformación están detonando la economía de los estados y, a su vez, comprueban que el país puede crecer y desarrollarse cuando se gobierna con austeridad y sin corrupción", indicó Mario Delgado.

Defendió que en México se tiene un gobierno honesto, que representa los intereses de la mayoría y que ya no está al servicio de unos cuantos privados, lo que permite que haya una inversión histórica pública en proyectos de desarrollo regional como el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Los proyectos de infraestructura impulsados por el actual gobierno, indicó, son un tema prioritario y de interés público, pues están pensados para detonar el crecimiento económico del sureste del país, región que durante años fue olvidada por los gobiernos neoliberales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.