La oposición en Camboya resurge de sus cenizas para los comicios municipales

Singapur, 3 jun (EFE). – Tras cinco años sin verdadera oposición en Camboya, el Partido de la Luz de las Velas (Candlelight Party) impulsado por miembros de una popular formación opositora ilegalizada, resurge entre divisiones para hacer frente a Hun Sen y su dictadura de facto en las elecciones municipales del domingo.

Con apenas seis meses de vida, la facción opositora presenta candidatos en casi la totalidad de las “comunas” o subdivisiones de los distritos y municipalidades (1.623 de 1.652) que eligen a sus líderes en los comicios del 5 de junio, antesala de las elecciones generales de Camboya del próximo año.

Aunque diecisiete partidos tienen autorización para presentarse a las urnas, es esta nueva formación la única que, con más de 20.000 candidatos en sus listas, tiene posibilidades de arañar votos al Partido del Pueblo de Camboya (CPP) de Hun Sen, en el poder desde 1985 y quien ha cercenado la oposición en los últimos años.

El Partido de la Luz de las Velas está integrado en gran medida por miembros del Partido para el Rescate Nacional de Camboya (CNRP), ilegalizado en noviembre de 2017 por el Tribunal Supremo del país, que también inhabilitó a más de un centenar de sus dirigentes por supuestamente conspirar para derrocar al Gobierno.

Su ilegalización se produjo después de que la formación de Hun Sen perdiera posiciones en las elecciones municipales de ese año a favor del CNRP, lo que hizo temer que pudiera arrebatar el mando al CPP en las generales de 2018, en las que, sin oposición, Hun Sen se hizo con todos los diputados del Legislativo.

ACOSO E INTIMIDACIÓN

Una historia que los líderes de la nueva formación intentan que ahora no se repita con un difícil juego de equilibrios: aunque beben de la popularidad y el entramado del CNRP, intentan distanciarse del mismo para evitar detenciones y una posible ilegalización.

Varios de sus miembros ya han sido acosados e intimidados durante la campaña previa a los comicios municipales, según denuncia en un comunicado la Asociación de Parlamentarios por los Derechos Humanos de la ASEAN (APHR), que subraya que las instituciones controladas por Hun Sen han obligado a retirarse a más de 100 candidatos.

“Es imposible celebrar elecciones justas y libres en el actual clima de persecución contra la oposición. Incluso si se permite a 17 partidos presentarse, estas elecciones no pueden ser vistas como un ejercicio de pluralismo y democracia”, apunta Maria Chin Abdullah, miembro de APHR, en el comunicado.

Las trabas para celebrar unas elecciones realmente plurales es lo que también ha provocado divisiones dentro del exliderazgo del CNRP sobre la participación de la nueva formación en los comicios.

Por un lado, el exlíder de la oposición Sam Rainsy, en el exilio en Francia desde hace años para evitar una serie de condenas de decenas de años de prisión, ha ayudado a rebautizar el “Candlelight Party” a raíz de la formación que dirigía antes de cofundar el CNRP en 2012.

Por otro, el entorno del sucesor de Rainsy a los mandos del CNRP, Kem Sokha, quien se defiende actualmente en un juicio en Camboya de un cargo de traición –que puede acarrear hasta 30 años de cárcel-, se muestra en contra de entrar en el juego de Hun Sen.

“El Candlelight Party sirve de apoyo al régimen (de Hun Sen) al participar en unas claras elecciones fraudulentas, que no contarán con observadores internacionales”, dice a Efe por email Monovythia Kem, hija de Kem Sokha.

La ilegalización del CNRP, unido a la clausura de numerosos medios de comunicación independientes y la detención de decenas de presos políticos, dieron carpetazo a las esperanzas de apertura de un país que, con ayuda de la ONU, organizó las primeras elecciones democráticas en 1993, tras más de dos décadas de guerra civil.

En ese periodo se incluye el régimen de los Jemeres Rojos (1975-1979), durante el que murieron 1,7 millones de personas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.