La oposición busca formar una alianza en Nicaragua para enfrentar a los sandinistas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Managua, 27 ene (EFE).- El partido opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL) y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia de Nicaragua anunciaron este miércoles que han iniciado los trabajos para la constitución de una alianza política opositora amplia e incluyente, con miras a las elecciones generales del 7 de noviembre próximo.

En una declaración, el partido y el movimiento opositor indicaron que bajo el nombre de Alianza Ciudadana han iniciado esos trabajos en el seno del Comité Nacional de Enlace, que está integrado por dirigentes de ambas agrupaciones, con el fin de poder enfrentar en una gran alianza al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en los próximos comicios.

Ese Comité integrará cuatro grupos de trabajos para iniciar labores en los ámbitos de diálogo político, comunicaciones, trabajo territorial y apoyo a exiliados y a los denominados presos políticos, indicaron.

Esa alianza también se declaró en sesión permanente a partir de esta fecha "para redoblar esfuerzos de cara al diálogo político con todos los sectores de la sociedad civil y política, el apoyo a los presos políticos y sus familias, la libertad de todos los presos políticos, la restitución de los derechos ciudadanos y las reformas electorales necesarias para restablecer la democracia mediante elecciones libres y transparentes".

El CxL y la Alianza Cívica acordaron el 13 de enero pasado iniciar un trabajo conjunto para construir una gran alianza con el fin de enfrentar al actual presidente, el sandinista Daniel Ortega, en las elecciones generales previstas el 7 de noviembre próximo.

La Alianza Cívica, sin personalidad jurídica, fue creada inicialmente por la Conferencia Episcopal de Nicaragua para ser la contraparte del Gobierno en un diálogo nacional para buscar una salida pacífica a la crisis que vive el país desde abril de 2018, y a la que pertenecen representantes de las dos principales cúpulas patronales y dirigentes estudiantiles.

La Alianza Cívica anunció en octubre pasado su retiro de la opositora Coalición Nacional, también sin personalidad jurídica y que fue llamada durante su instalación a ser la gran fuerza política que enfrente a los sandinistas en las próximas elecciones.

En tanto CxL está integrado en su mayoría por liberales disidentes antiguos miembros de la Coalición Nacional por la Democracia, que antes de los comicios de 2016 era el principal grupo de oposición en Nicaragua.

CxL ha sido criticado por otros sectores de la oposición por haber participado junto con el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en las elecciones de las regiones autónomas del Caribe en 2018, en medio de la crisis que dejó cientos de muertos, detenidos y decenas de miles en el exilio.

Los opositores buscan cómo derrotar a los sandinistas, dirigidos por Ortega, de 75 años, que el 10 de enero cumplió 14 años consecutivos en su segunda etapa como presidente de Nicaragua, tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1985, y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990.

(c) Agencia EFE