La oposición apuntará a tres ministros tras la reapertura de las sesiones

LA NACION

Las polémicas se multiplican y el listado se va alargando. Tras la reapertura de las sesiones ordinarias del Congreso, el 1º de marzo, un sector de la oposición apuntará a tres ministros del gabinete nacional: Oscar Aguad, Jorge Triaca y Luis Caputo son los funcionarios que están en la mira del kirchnerismo y del Frente Renovador.

Los ministros de Defensa, de Trabajo y de Finanzas, respectivamente, quedaron en el centro de la polémica durante el receso de verano. La intención del sector opositor más enfrentado con el Gobierno es que esos funcionarios acudan al Congreso a dar explicaciones.

Sin la anuencia del Bloque Justicialista, esas bancadas no contarán con el número necesario para aprobar una interpelación, pero están decididas a usar cuestiones para presionar al oficialismo. El Gobierno solo accederá a que Aguad asista al Congreso para exponer ante la comisión investigadora creada para determinar qué pasó con el ARA San Juan.

Al ministro de Defensa lo responsabilizan por el manejo de la crisis por la desaparición del submarino. A Triaca lo cuestionan por el caso de su exempleada Sandra Heredia. Caputo se sumó a la lista durante el fin de semana, cuando se confirmó que fue accionista de sociedades offshore hasta 2015 y que no declaró esos bienes ante la Oficina Anticorrupción (OA) al asumir como funcionario.

"Hoy, el tema que más nos ocupa es el de Caputo, porque se acaba de confirmar una situación de gravedad", dijeron a LA NACION en el bloque del Frente para la Victoria (FPV), que conduce Agustín Rossi. "Vamos a exigir que venga a la Cámara de Diputados a dar explicaciones", agregaron.

En el massismo la reacción ante la noticia publicada anteayer por LA NACION fue todavía más contundente. El diputado José Ignacio de Mendiguren sostuvo que Caputo debería renunciar a su cargo. "La Argentina no puede estar endeudándose a través de una persona a quien se le atribuye un delito muy grave. Es inaceptable que maneje las finanzas del país esta persona que ya cuenta con antecedentes. El ministro debe renunciar", declaró.

En la agenda de la oposición sigue presente el rechazo al megadecreto que dictó Mauricio Macri a principios de enero, pese a la promesa oficial de mandar proyectos de ley que repliquen el contenido del DNU. "Si el Gobierno no deroga el decreto es una burla. Porque nos están diciendo que si no se aprueban los proyectos el DNU va a seguir en pie", se plantó Rossi.

En el oficialismo, en tanto, la idea es delinear la agenda durante el retiro del Gobierno en Chapadmalal, adonde fueron invitadas las principales espadas legislativas de Cambiemos, como Federico Pinedo, Emilio Monzó, Mario Negri y Luis Naidenoff. Deberán definir, entre otras cosas, si avanzan en la división de la reforma laboral, frenada en el Senado. También se prevé el debate de un nuevo proyecto de extinción de dominio y otro para regular el financiamiento de las campañas.