Oposición. Con acusaciones y críticas Pro enfrenta un clima de máxima tensión por el armado electoral

·7  min de lectura
Patricia Bullrich y Rodríguez Larreta
Patricia Bullrich y Rodríguez Larreta

La disputa interna en el seno de Juntos por el Cambio por la estrategia electoral del principal espacio opositor en la provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado del país, llegó hoy a su pico de máxima tensión. A menos de dos meses del cierre de listas para las próximas legislativas, la titular de Pro, Patricia Bullrich, y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, laderos del expresidente Mauricio Macri en el llano, cuestionaron en duros términos la actitud del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la de María Eugenia Vidal, referentes del ala dialoguista. En medio de las fricciones por las candidaturas en la provincia y en la ciudad, ya nadie descarta una contienda interna en las primarias de septiembre entre la facción más radicalizada del macrismo y el sector de los moderados.

Pocas horas después de que Larreta y Vidal se exhibieran acoplados en Tigre junto con sus alfiles en el conurbano bonaerense, Bullrich arremetió sin filtro contra la exgobernadora. En una entrevista radial, la exministra de Seguridad, quien fue ungida por Macri como jefa del partido, aseguró que la indefinición electoral de Vidal, quien duda desde hace meses entre competir en la provincia o regresar a la Ciudad en los próximos comicios, “no ayuda” a Juntos por el Cambio. Con un tono desafiante y alineada con el pensamiento de Macri, Bullrich dijo que sería “natural” que Vidal lidere la lista de candidatos a diputados nacionales del espacio en Buenos Aires. Y sugirió que si Vidal posterga su definición y amaga con mudarse a la ciudad es porque especula con el escenario electoral de 2023. “Esto no ayuda en este momento porque necesitamos tener a todos los grandes jugadores en la cancha en una elección muy importante para nosotros”, lanzó en Radio La Red. Después de escuchar las palabras de Bullrich, Vidal evaluó la posibilidad de que una de sus espadas saliera a responderle, pero finalmente prefirió abortar la contraofensiva.

El mensaje de Rodríguez Larreta y Vidal en una cumbre con dirigentes de Pro

Cuando en el sector de las “palomas”, que tiene a Larreta, Vidal y Elisa Carrió como principales exponentes, terminaban de digerir los dardos envenenados de Bullrich a la exgobernadora, Jorge Macri sacudió el tablero y disparó, sin medias tintas, contra Larreta y su vicejefe Diego Santilli, el candidato alternativo que impulsa el alcalde para la provincia. El jefe municipal de Vicente López, abanderado de la resistencia al desembarco de postulantes porteños en Buenos Aires, dijo que la eventual candidatura de Santilli, quien aspira a pelear por la gobernación en 2023, es un “capricho” de Larreta. Alineado con Bullrich, Macri sostuvo que no sería lógico que el alcalde ponga “en riesgo” la unidad de la coalición en la provincia por una interna de Pro y resaltó que no le teme a las PASO. Está claro: el titular del partido amarillo en Buenos Aires, aspirante al sillón de Axel Kicillof, no quiere que le impongan un candidato desde la sede de Uspallata.

“Es raro que un vicejefe de gobierno deje su lugar de trabajo en plena pandemia, con los problemas de inseguridad que hay, que los hemos visto en el sur de la ciudad, para ser candidato a diputado en la provincia”, fustigó el jefe municipal en el canal A24. Pero no se detuvo en ese punto: también sugirió que no sería “legal” que el “Colo” cruce la General Paz para ser candidato. En la sede de la administración porteña de Parque Patricios masticaron bronca, pero evitaron salir de la trinchera.

Larreta y Vidal se mostraron con los referentes de La Territorial
Larreta y Vidal se mostraron con los referentes de La Territorial


Larreta y Vidal se mostraron con los referentes de La Territorial

Mientras Larreta y Vidal, en modo campaña, arengaban a su tropa bonaerense a orillas del río en Tigre, Jorge Macri y Bullrich compartieron un mitin a través de Zoom con Gerardo Milman, armador de la exministra, el diputado Waldo Wolff, el senador Esteban Bullrich, el exfuncionario Hernán Lombardi, ladero del expresidente en el llano, y Joaquín de la Torre, uno de los mentores de Peronismo Republicano, quien también rechaza el desembarco de Santilli. En ese encuentro virtual, los “halcones” coincidieron en que la foto de Larreta con Vidal era una señal de combate. Cerca de Bullrich sospechan que el alcalde, un administrador de los conflictos, se vio empujado a dar la pelea por el liderazgo del espacio en esta elección. Y repiten que es riesgoso para la cohesión interna adelantar la discusión por las candidaturas de 2023. También intuyen que Larreta busca ubicarla a Vidal como su eventual sucesora en la Ciudad. “Yo no la manejo, no responde a mi conducción”, replica el alcalde en las discusiones con la exministra.

Lejos de mostrarse prescindente, Macri hace valer sus cartas y juega fuerte en la interna. Cada vez más activo en el armado de las listas, ya les transmitió a Larreta y a Vidal que Bullrich debe liderar la lista en la ciudad y que la exgobernadora es la mejor candidata para la provincia. Piensa que es posible un triunfo en la base electoral del cristinismo y, por esa razón, quiere que se suban al ring los jugadores más competitivos. “Mauricio quiere mostrar un empate con Horacio”, analizan desde el larretismo.

La puja interna que se desató en Pro por el liderazgo del conglomerado opositor desde que Macri dejó el poder mantiene paralizado el armado de Juntos por el Cambio en la provincia, principal bastión del kirchnerismo, y genera incertidumbre entre los integrantes del espacio. Hay dirigentes del macrismo que están inquietas por la “anarquía” y la “parálisis” que genera en el espacio opositor la pelea entre Larreta y Macri. Detrás de las fricciones por las listas, coinciden duros y moderados, subyace la disputa por el liderazgo de la oposición. “Está todo frenado, en una posición de judo, y no se define nada por la interna entre Mauricio y Horacio -describe un dirigente de peso de Pro-. Es preocupante porque podemos perder por mucho en la provincia”.

Reproches

En la intimidad Bullrich no oculta su fastidio con el hecho de que Vidal estire su decisión. Frente a una elección que será clave en la disputa con el kirchnerismo por el control del Congreso, cree que no se puede seguir esperando y que la fuerza requiere articular una estrategia. Hace pocas semanas estuvieron cara a cara, pero no lograron acercar posiciones entre sorbos de café y sonrisas protocolares. Es que las diferencias entre ambas van más allá de la cuestión electoral. Bullrich está convencida de que Larreta promueve el regreso de Vidal al terruño porteño para bloquear su eventual candidatura a diputada nacional. Envalentonada con los números de las encuestas que manejan sus laderos, Bullrich les avisa a los suyos que está dispuesta a enfrentar a la exgobernadora en las PASO. “Nosotros no tenemos nada que perder. Si nos ganan en la interna, vamos a tener más lugares en la lista de los que nos pueden ofrecer ellos”, advierten desde el pelotón de los “halcones”.

Con un tono más combativo del habitual, Bullrich remarcó hoy que el conglomerado opositor no puede seguir esperando que Vidal defina su futuro. “Tenemos que seguir avanzando porque no podemos estar un año debatiendo si alguien va a ser candidata o no”, remarcó.

El expresidente, junto a su primo Jorge Macri
El expresidente, junto a su primo Jorge Macri


El expresidente, junto a su primo Jorge Macri

Es que Juntos por el Cambio no solo debe despejar la incógnita de Vidal en la provincia. En plena ebullición de proyectos personales, los referentes tampoco discutieron aún si Emilio Monzó podrá o no competir bajo el paraguas de la alianza, si Carrió será o no candidata y si aceptarán o no un acuerdo con el economista liberal José Luis Espert. Los radicales, en tanto, siguen aguardando una respuesta de Facundo Manes, su única carta electoral atractiva para sentarse a la mesa de discusión por la listas en estas legislativas. De la Torre, por su parte, amaga con negociar con Florencio Randazzo si Vidal se muda a la Capital. El tablero del espacio en el distrito luce desordenado.

Después de verse con Vidal y los referentes de La Territorial en Tigre, el jefe de gobierno difundió las fotos del encuentro con un texto en su cuenta de Twitter. “Organizarse, poner el cuerpo y dialogar es clave para transformar la realidad”, dijo. Pocos minutos después, Larreta borró el mensaje. Ese gesto generó lecturas suspicaces en Pro. “Fue por un error de timing y agenda. Nada que ver con la política”, explicaron desde la sede de Uspallata.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.