Oposición y 4T convierten la sesión en ring electoral

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 19 (EL UNIVERSAL).- Legisladores de la 4T y de la oposición en la Comisión Permanente se enfrascaron en recriminaciones y acusaciones mutuas por la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador en el proceso electoral, la tragedia de la Línea 12 del Metro, la entrega de recursos de la embajada de Estados Unidos a organizaciones civiles y el proceso de desafuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Los ánimos se alebrestaron cuando el diputado del Partido del Trabajo, Gerardo Fernández Noroña, subió a tribuna para acusar al PAN, PRI y PRD de traición a la Patria por ser una oposición golpista que busca derrocar al presidente Andrés Manuel López Obrador, a través del financiamiento que recibe su jefe Claudio X. González, presidente de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, directamente del gobierno de Estados Unidos.

"La embajada de Estados Unidos complotando para derrocar al gobierno del compañero presidente López Obrador. Esto es gravísimo, es un hecho verdaderamente monstruoso (…) Aquí se vienen a rasgar las vestiduras (la oposición), diciendo barbaridades del mejor presidente que ha tenido el país en las últimas décadas (…) Están financiados por la embajada de Estados Unidos el PRI, el PAN y el PRD, lo sostengo con toda responsabilidad", denunció Fernández Noroña.

El legislador advirtió que pese a esta actitud ilegal de la oposición, "nos hacen lo que el viento a Juárez" y vaticinó que en estas elecciones, el pueblo volverá a ratificar su respaldo a la Cuarta Transformación, porque los conservadores subestiman a la gente.

"El 6 de junio millones de mexicanas y de mexicanos les van a repetir la medicina del 1 de julio de 2018", exclamó Fernández Noroña, lo que provocó que los diputados y senadores panistas sacaran pancartas y gritaran consignas exigiendo justicia para las víctimas del colapso de la Línea 12 del Metro.

"Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho…", contaron hasta veintiséis, en alusión a los fallecidos en la tragedia, ocurrida la noche del 3 de mayo pasado.

Ante el ambiente de crispación política, el presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez, tuvo que intervenir en repetidas ocasiones para llamar al orden a los legisladores.

En su turno, la senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu, exigió al presidente López Obrador dejar de intervenir en el procedo electoral desde su conferencia mañanera, y "abstenerse de manifestar sus convicciones partidistas", a lo que está obligado por la Constitución Política y la ley electoral.

Dijo que tenemos un presidente "que parece más preocupado por defender sus intereses partidistas que por resolver los grandes problemas que enfrenta nuestro país: el estancamiento económico más grave de las últimas décadas, el verdadero saldo negro de la emergencia sanitaria o la persistente crisis de inseguridad en buena parte del territorio nacional (…), un presidente que anticipándose a un resultado adverso, ha emprendido una campaña sin precedente para desprestigiar a las autoridades electorales, sembrando desconfianza en el proceso, alimentando las posibilidades de un conflicto posterior a los comicios".

Fernández Noroña desató también el enojo de la oposición por no portar cubrebocas en el salón de sesiones.

Al hablar en tribuna, la senadora del PAN Xóchitl Gálvez le exigió que se pusiera esa prenda. "Que se ponga el cubrebocas, porque por eso tenemos 250 mil personas fallecidas, por la irresponsabilidad de personas como usted que no se ponen el cubrebocas".

El diputado petista hizo caso omiso y por el contrario, desde su lugar gritaba que no estaba obligado a ello, causando la desesperación de la panista. "¡Y deje de gritar y de ladrar, por favor! Yo sé que está usted acostumbrado a hacerlo, pero respete. No lo voy a aludir, no le voy a dar ese privilegio. ¡Por favor cállese!, déjeme hablar, le advirtió Gálvez, mientras el senador Eduardo Ramírez volvía a pedir orden a la Asamblea.