Oportunidades y retos para ser un banco verde en la era digital

Oportunidades y retos para ser un banco verde en la era digital
Oportunidades y retos para ser un banco verde en la era digital

Hace diez años que CIBanco modificó su propósito corporativo e incorporó la sustentabilidad a su misión y plan de negocios. En marzo de 2012 se convirtió en el primer banco de México en suscribir los Principios de Ecuador, que son lineamientos de financiamiento que establecen prácticas ambientales y sociales responsables.

Hoy esto parece común, dado que se han generalizado los compromisos ambientales, sociales y de gobernanza, conocidos como Criterios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG), impulsados por Naciones Unidas, pero cuando CIBanco comenzó, tomó el liderazgo en esta materia entre quienes se dedican a los servicios financieros.

En el manifiesto que sintetizó su filosofía, CIBanco estableció desde entonces como su misión el “ser líderes en México en el sector de servicios financieros que privilegia la sustentabilidad como eje de negocio, en beneficio mutuo de las empresas y de las personas”.

Como una de las tareas y compromisos para alinear su propósito con la sustentabilidad, se creó desde entonces un Comité de Sustentabilidad, que le reporta directamente al presidente del Grupo, Jorge Rangel de Alba. Hoy son parte del comité expertos en medio ambiente y sustentabilidad como Gustavo Alanis, presidente del Centro Mexicano de Derecho Ambiental; Françoise Lavertu, exdirectora general de Tesla México y cofundadora de South View Studio, y Rodrigo Villar, emprendedor social y socio fundador de New Ventures.

Desde 2012, CIBanco publica su reporte de sustentabilidad en el que año con año da cuenta de las medidas internas que ha implementado para reducir su huella de carbono, así como el beneficio ambiental de productos como CIAuto Verde. Una de las medidas de mayor impacto es el suministro de energía eléctrica sustentable, a través de un acuerdo de compra de energía (PPA) y sistemas de autoabasto con paneles solares. 

Leer más |La importancia de la sostenibilidad para el desarrollo de los parques industriales

Principales logros

Para Alanis, uno de los principales logros de CIBanco ha sido asumir el compromiso de ser un banco verde, mantenerlo en el tiempo y predicar con el ejemplo con cosas tan simples como el paperless en los estados de cuenta de los clientes y la instalación de paneles solares en sus instalaciones y sucursales. 

“También considero que la misión, la visión y el objetivo del banco contribuyen a generar conciencia entre sus clientes sobre la necesidad de ser más ambiental y socialmente responsables”, detalló.

Lavertu destaca que la estrategia comercial de CIBanco es un verdadero diferenciador y el pilar de la iniciativa de sostenibilidad del banco. 

“Es el marco sobre el que se diseñan sus productos financieros y el molde para comportarse ante sus clientes y la industria hacia un consumo consciente y sostenible, enfocado en un uso adecuado de energías renovables”, consideró.

De hecho, Lavertu recuerda que cuando fue cliente de negocios de CIBanco, al buscar servicios de soluciones financieras tuvo la oportunidad de hacer muchas preguntas a distintos bancos. 

“Al final elegimos trabajar con CIBanco porque era el socio más transparente, alineado a una estrategia sostenible y coherente con el que identificamos intereses afines a nuestros objetivos basados en un liderazgo asociado con la sostenibilidad”, afirmó.

Para Rodrigo Villar, el principal logro de CIBanco en materia de sustentabilidad es tener la visión y el respaldo de sus accionistas para convertirse en el primer banco verde de México. 

“Este gran acierto se ve reflejado no solamente en los productos del banco, sino también en toda la gestión interna y en la cultura organizacional”, sostuvo. 

Ejemplo de ello es que sus nuevas instalaciones corporativas en la Ciudad de México se encuentran en un edificio con certificación LEED.

Oportunidades para finanzas sustentables

Para Alanis una de las mayores oportunidades para el sector financiero es el compromiso de impulsar una mayor cultura sustentable.

“Una de las mayores oportunidades que podemos encontrar en el otorgamiento de créditos a clientes potenciales es el reafirmar como condición sine qua non el que los proyectos a financiar deban de cumplir con ciertos criterios ambientales a través de los cuales se pueda asegurar que son o serán ambientalmente amigables y que no causarán daños, afectaciones o desequilibrios ambientales y que tampoco afectan la salud, la vida y la calidad de vida de las personas”, expresó. 

También dijo que se podría premiar con tasas preferenciales a las empresas que tengan una estrategia ASG o de B-Corps y que anualmente hagan público su reporte de sustentabilidad.

De acuerdo con Lavertu, las mayores oportunidades para las finanzas sostenibles están en el bienestar financiero a través de la educación y el acceso justo al crédito. 

“En nuestro país hay una enorme oportunidad para otorgar información de valor a los clientes, apoyar a las familias y en particular a las mujeres a desarrollar independencia financiera. Muchas nuevas Fintech entraron a México recientemente tras identificar esta necesidad; sin embargo, no ofrecen soluciones completas a los consumidores. La confianza y la rendición de cuentas juegan un papel muy relevante para ofrecer soluciones financieras sostenibles a clientes de todo tamaño”, opinó. 

En tanto, Villar aseguró que la demanda de productos verdes cada día es más grande. 

“Se estima que en el mundo hay más de 30 trillones de dólares de activos gestionados clasificados como ASG y a su vez más de un trillón clasificados como inversión de impacto. Esta demanda seguirá creciendo, y serán favorecidas aquellas instituciones financieras que cumplan con normativas, transparencia y medición de impacto”, dijo.

Sectores como el transporte, la minería, la energía, así como el manejo de residuos sólidos y peligrosos, son algunos de los que necesitan un mayor compromiso con las finanzas verdes.
Sectores como el transporte, la minería, la energía, así como el manejo de residuos sólidos y peligrosos, son algunos de los que necesitan un mayor compromiso con las finanzas verdes.

Sectores como el transporte, la minería, la energía, así como el manejo de residuos sólidos y peligrosos, son algunos de los que necesitan un mayor compromiso con las finanzas verdes.

Sectores que requieren finanzas verdes 

Tanto Alanis como Lavertu y Villar coincidieron en el enorme potencial que representa que diversos sectores de la economía adopten prácticas más ambiciosas y rigurosas de sustentabilidad.

Alanis destacó que sectores como el transporte, la minería, la energía, así como el manejo de residuos sólidos y peligrosos, son algunos de los que necesitan un mayor compromiso con las finanzas verdes. En particular, dada la crisis mundial de energía y que México tiene un grave atraso en la generación de energías renovables, consideró que se deben encontrar esquemas novedosos de inversión público-privada para proyectos de generación de energías limpias.

Françoise Lavertu afirmó que las dos industrias con mayor generación de emisiones contaminantes son el transporte y el sector inmobiliario, las cuales son responsables, en conjunto, de casi el 60% de los residuos nocivos al medio ambiente. 

“Si pudiéramos ofrecer financiamiento verde atractivo para mitigar los costos iniciales de la modernización y mejora de la infraestructura actual, se lograría aumentar la adopción de soluciones energéticas con menor impacto ambiental. Sin embargo, la política energética pública es la que tiene el impacto más fuerte en el cambio del comportamiento empresarial y del consumidor. Las soluciones financieras están aquí, listas para respaldar estas iniciativas”, agregó.

De acuerdo con Rodrigo Villar, prácticamente hay un movimiento hacia las finanzas verdes en todos los sectores. 

“Definitivamente la pérdida de la biodiversidad y el combate al cambio climático necesitan un mayor compromiso debido al deterioro y la gran presión que existe”, indicó.

Refrenda el compromiso

Jorge Rangel de Alba, presidente del Consejo de Administración de CIBanco, declaró que la institución asumió un compromiso serio, desde el primer día, de impulsar una cultura verde tanto al interior como al exterior de la institución.

“Hemos innovado en productos sustentables que premian económicamente a nuestros clientes, con menores tasas de interés, con ahorro de energía en sus hogares, o reduciendo sus emisiones. Mantener este liderazgo en México, como el primer banco verde de nuestro país, exige más y mayor innovación de nosotros, y estoy seguro que seguiremos siendo pioneros”, reconoció.

Rangel de Alba añadió que la sustentabilidad no debe ser opcional, ya que todas las empresas, pequeñas, medianas o grandes, tienen la obligación ética y moral de contribuir a la conservación y el cuidado del medio ambiente. 

“El mundo se transforma y nuestra forma de relacionarnos con él también. Debemos evolucionar para responder a las expectativas que tienen nuestros clientes, empleados y sociedad sobre nuestro desempeño, y así afrontar los retos que implica ser un banco sustentable en medio de la transformación digital del sector, la nueva normalidad que impuso el COVID-19, la reactivación económica de los mercados y nuestro compromiso con el desarrollo de nuestros más de 63 mil clientes, 3 mil empleados y 4 mil proveedores”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo Oportunidades y retos para ser un banco verde en la era digital apareció primero en Animal Político.