Por qué la oportunidad del cannabis en México está en los mercados internacionales

·5  min de lectura

LAS ACTITUDES hacia el cannabis han cambiado significativamente en la última década, y ahora es legal para el consumo recreativo en muchos estados de Estados Unidos y Canadá. El mercado del cannabis medicinal se está expandiendo rápidamente e incluso los estados conservadores comienzan a aceptar su potencial médico.

México aprobó hace poco una legislación para legalizar el cannabis, con lo que se convirtió en el mercado de cannabis más grande del mundo, según The New York Times. La creciente demanda de cannabis creará oportunidades para México si el país se propone aprovecharlas.

Los lectores con la mirada puesta en el mercado recordarán el frenesí de las empresas por invertir en cannabis después de que Canadá lo legalizara para uso recreativo en 2019. Muchas pequeñas empresas se apresuraron a capitalizar esa gran oportunidad y los inversores persiguieron su próxima gran ganancia.

Lamentablemente, los problemas sistémicos en el proceso de legalización de Canadá y la sobreoferta masiva provocaron la caída en el valor de las acciones de cannabis puro en 2019.

También lee: ONU reconoce utilidad médica del cannabis, pero su consumo recreativo continúa como prohibido

En resumen, se inyectó demasiado dinero en el mercado del cannabis cuando aún estaba en pañales y estalló la burbuja. Sin embargo, la situación está cambiando.

Gran parte de la cobertura de los medios de la industria se centra en la poca posibilidad de que Estados Unidos legalice el cannabis a nivel federal. Aunque la legalización federal aumentaría la demanda de cannabis a escala mundial, hay otros signos positivos, en especial para el cannabis medicinal.

Los gobiernos se resisten menos a permitir el uso del cannabis con fines medicinales. Incluso países conservadores como Polonia tienen una actitud más relajada sobre su uso para tratar enfermedades crónicas o terminales.

También ha aumentado el interés en el cannabis como analgésico desde que las drogas a base de opioides han sido objeto de un mayor escrutinio. Todos estos factores han creado una gran oportunidad independientemente de la legalización federal en Estados Unidos.

No te pierdas: Argentina legaliza el autocultivo de cannabis para uso medicinal

El mercado de cannabis legal se valoró en 24,600 millones de dólares en 2020 y se espera que crezca a una tasa anual compuesta (CAGR) del 14.3 por ciento entre 2021 y 2028, siendo el sector del dolor crónico un motor clave para el crecimiento.

Se espera que el mercado mundial para el tratamiento del dolor crónico crezca un 6.5 por ciento en los próximos diez años. En los estados de Estados Unidos donde es legal, las recetas de opioides y antidepresivos han disminuido en un tercio, según una investigación publicada por la Asociación Médica Estadounidense. La Oficina Nacional de Investigaciones Económicas del gobierno estadounidense estima que el uso de marihuana medicinal ha reducido en un tercio la tasa anual de mortalidad por adicción a los opioides.

Para México, se espera que cuando el gobierno legalice el cannabis, se cree un mercado interno próspero. Los analistas estiman que el mercado de México tiene un valor de alrededor de 3,200 millones de dólares anuales con solo el 2.5 por ciento de la población adulta consumiendo la droga, en comparación con alrededor del 15 por ciento en Canadá. Hay teorías de que la demanda en México es mayor, pero el estigma impide que las personas admitan su consumo, pero incluso si ese es el caso, es poco probable que aumente la demanda en el mundo real.

Existe la preocupación de que el enfoque del gobierno mexicano sea demasiado estricto, ya que prohíbe a los productores más pequeños adquirir una licencia y entrar en el mercado del cannabis propiamente dicho. Esta situación además puede hacer que los productores decidan permanecer en los mercados grises o negros, donde no necesitan lidiar con tanta burocracia.

CANNABIS MEDICINAL PARA EL MUNDO

Se pudieron apreciar problemas similares durante el proceso de legalización de California, que obstaculizaron el impacto positivo de la legislación.

Considerando estos factores, es poco probable que la legalización genere el auge verde mexicano que muchos analistas esperan. Sin embargo, hay una gran oportunidad para las empresas mexicanas en el mercado internacional, en especial con el cannabis medicinal, cuyo cultivo y venta son legales en el país desde 2017.

En lugar de centrarse en el mercado nacional, que es poco probable que genere ganancias reales, las empresas mexicanas deberían centrarse en cultivar las exportaciones de cannabis. Ya existen mercados abiertos tanto para el cannabis medicinal como el cannabidiol (CBD), como la Unión Europea.

México tiene experiencia en la fabricación de productos de cannabis como cosméticos, monetizando de forma sencilla la planta. El país podría expandirse hacia productos adicionales como aceites, bebidas, comestibles, cápsulas y golosinas para mascotas. Otro enfoque debería ser el cannabis medicinal. En enero de 2021, el gobierno mexicano aprobó regulaciones para cultivar el cannabis medicinal.

Te interesa: Nueva Zelanda vota a favor de la legalización de la eutanasia y en contra de la del cannabis

Esto permite a las empresas farmacéuticas investigar productos con el permiso de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos para la Salud (Cofepris), la agencia de vigilancia farmacéutica de México. Las nuevas leyes también cubren todos los aspectos del cultivo de cannabis medicinal en suelo mexicano.

Los productores de cannabis extranjeros han considerado a México como un lugar de posible inversión durante algún tiempo, pero les preocupa la incertidumbre regulatoria. Con la entrada en vigor de nuevas leyes, será más fácil para muchas empresas justificar las operaciones mexicanas.

Dado que el clima de México es favorable para producir cannabis, los costos iniciales y operativos continuos deberían ser más bajos en comparación con lugares de clima más frío, como Canadá. El país es un lugar atractivo para las empresas estadounidenses que buscan optimizar costos.

Te recomendamos: Cannabis: una droga con mucha publicidad

Incluso si la legalización no genera un impulso en la demanda interna, México sigue estando bien posicionado para convertirse en una potencia de cannabis. La clave será construir la infraestructura regulatoria para nutrir un próspero negocio de exportación de cannabis.

Para ello, el gobierno necesitará directrices normativas claras que fomenten la inversión extranjera. Además, deberá trabajar para mantener los estándares de cannabis del país en línea con los estándares internacionales de cultivo, en particular de Estados Unidos y Canadá.

Si el gobierno lo hace, México podría convertirse en un actor importante en el sector mundial del cannabis. N

—∞—

Toni Allen es editor en jefe de Commodity.com. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.