Opinión | ¿El Sistema Eléctrico Nacional ofrece una política confiable?

Ramses Pech / @economiaoil

Una nueva política emitida en el Diario Oficial de la Federación el 15 de mayo —y según el resolutivo emitido por la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer)— representa las directrices que deberán seguir y sujetar los reguladores en la materia energética para cumplir con los ejes de política establecidos dentro de la Constitución, en la ley de la industria eléctrica.

Una directriz es una instrucción o guía que se establece para ofrecer orientación a la hora de elaborar un proyecto o ejecutar un plan. La directriz es la norma o conjunto de normas que determinan las bases o las formas en que una actividad debe ser realizada, marcando las condiciones de realización.

•  La regulación influye en las condiciones del mercado. Son las reglas que emite el Estado y, a través de ellas, se protegen aspectos sociales, económicos, políticos y técnicos que son de interés público.

Lee más: Opinión | ¿Qué significa el nuevo acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía?

Es decir, con la política emitida, cada parte involucrada que quiera realizar un proyecto de generación de energía deberá apegarse a lo que está dictaminado. El objetivo es no influir en el mercado, es decir, quedará al libre albedrío la decisión del monto a invertir, debido a que no influye en la decisión final del precio de generación que comercializará al no determinarse un precio tope u orientado.

La política se basa en mantener confiable el sistema eléctrico bajo directrices técnicas, operativas y no influir en el precio final del costo de generación que cada generador coloque en el mercado eléctrico.

El mercado eléctrico mexicano, ante el crecimiento de la demanda en los últimos años por parte de la industria, comercio y la parte doméstica, ha tenido la necesidad de poder tener acceso a nuevas plantas de generación de electricidad con diferentes tecnologías. Una de las que han tenido un crecimiento alineado a la transición energética que en el país se implementó fue la del tipo renovables, de entre las cuales destacan las del tipo eólica y solar. Los resultados obtenidos ha sido una disminución en los costos de generación.

CONCEPTO DE NUEVA POLÍTICA

Bajo lo anterior, con la nueva política observamos los siguientes puntos que se afectarían:

•  Cada nueva planta de energía renovable, para poder tener el permiso de interconexión, dependerá de si existe la capacidad para poder transmitir o distribuir la electricidad en la zona que pretende realizar el proyecto, en un circuito aislado o conectado al sistema nacional.

•  Podrán solicitarle a cada proyecto un reforzamiento de las líneas o la construcción de una nueva; ante la falta de capacidad en donde pretendan realizar la interconexión, donde la facultad la tiene el Cenace, la decisión dependerá de los estudios que deberán ser realizados respecto a las redes unifilares a donde pidan la solicitud de interconexión. 

Entérate: Opinión | ¿Energía renovable en México? Muy limitada por incapacidad de infraestructura

•  Deberán estar sujetos a la operación del sistema del balance de energía, dando prioridad a aquellas plantas que puedan ayudar al sistema a dar continuidad a la electricidad en la operación o ante cualquier variación en el sistema. Con ello, las energías renovables deberán invertir en programas, equipos y sistemas que ayuden a ser parte del sistema.

CONSECUENCIAS

•  Ante el reforzamiento, la construcción de nuevas líneas independientes o equipos adicionales, la inversión a realizar deberá ser absorbida por parte de cada proyecto, incrementando el monto total de la inversión inicial.

•  Este monto no contemplado podría hacer que algunos proyectos llegaran al umbral y desarrollar energía con materia prima que genera una combustión.

•  El incremento podría ocasionar una desventaja competitiva en el sentido del número de años en la recuperación de la inversión y, en forma directa, en el costo de generar cada MW para poder cubrir los costos operativos, administrativos y financieros (inversión). Es decir, el costo de venta de la generación dará para cubrir los costos.

•  Podría ocasionar un posible atraso en alcanzar los objetivos de la ley de transición emitida para el cumplimiento de la generación de electricidad con energías limpias, donde se incluyen las del tipo renovables.

REQUERIMIENTO DE CORTO PLAZO

LA CFE en conjunto con la Secretaría de Energía y Cenace realizarán los planes de nuevas líneas de transmisión o distribución de acuerdo con las necesidades y disponibilidad de dinero para poder realizarlas.

Hoy, ante la incertidumbre que ha generado el COVID-19 y ante la disminución de ingresos en la nación por la contracción económica mundial, es necesario retomar la forma de realizar inversiones en esta parte importante para la conectividad de la electricidad en México, para lo cual podría considerarse la inversión pública o privada bajo modelos de asociación, como los realizados en la construcción de carreteras en México, donde en forma anual se realiza el pago de la inversión y, así, la nación no tiene que realizar plurianulidades y endeudamiento directo para la realización de este tipo de obras.

El mundo está migrando a energías que aprovechen los recursos naturales para su utilización en un sentido renovable o de menos emisión de contaminantes, bajo el concepto de tener costos bajos y de acceso a las economías. No trascender a los mismos tiempos deja fuera a cualquier economía. El mundo depende de la electricidad, y hasta que no se tenga otra forma de mover la electricidad por medio de líneas de transmisión o distribución, dependerá de cómo está la red para que llegue a la industria, comercio y hogares.

Ramses Pech es analista y asesor de la industria energética y en economía.