Anuncios

Opinión: El anuncio de embarazo de Rihanna fue de una perfección irónica

No me sorprendió el éxito de Rihanna al anunciar su embarazo. Ella tiende a sobresalir en, bueno, prácticamente todo lo que emprende. ¿Música? Es una de las artistas musicales más exitosas de todos los tiempos, a la altura de Madonna y Led Zeppelin, ha vendido 250 millones de discos en todo el mundo. (Y eso sin mencionar sus nueve premios Grammy, 13 American Music Awards, 12 Billboard Music Awards y seis récords mundiales Guinness, incluido uno por ser la artista femenina con más sencillos número uno en EE.UU. en un año en 2010, y la lista continúa.) ¿Maquillaje? No me necesitas para saber el ascenso meteórico de Fenty Beauty, un elemento básico célebre en la industria cosmética después de solo cuatro años de existencia. Savage X Fenty, su negocio de lencería, ha prosperado desde 2018. Incluso ha actuado en películas (sus créditos incluyen Ocean's 8 de 2018) y como embajadora del país de Barbados. ¿Qué más puede hacer bien?

Entonces, no, no me sorprendió cuando Rihanna nos ofreció una clase magistral en el más moderno de los géneros, el anuncio de embarazo de las celebridades.

Rihanna decidió anunciar que esperaba a su primer hijo durante el fin de semana, solo al salir en público. Excepto, por supuesto, que no solo salió, sino que salió con un llamativo abrigo de invierno rosa, que mantuvo abierto para revelar su vientre de embarazo superpuesto por un gran collar cruzado enjoyado. La hazaña es aún más impresionante por el hecho de que Nueva York, donde estaba Rihanna en ese momento, acababa de ser azotada por un severo ciclón invernal que dejó la ciudad cubierta de nieve. Las temperaturas estaban lejos de ser agradables. A su lado estaba su pareja, A$AP Rocky, con quien se cree que sale desde noviembre de 2020.

El anuncio de embarazo de celebridades es un género con mucha historia. A lo largo de la historia de Hollywood, las superestrellas han revelado embarazos en persona, en las redes sociales, en revistas, en entrevistas de prensa, a través de ensayos introspectivos y en sus sitios web personales (aunque eso fue más bien una cosa de la década de 2000). En 2006, Angelina Jolie anunció que estaba esperando su primer hijo biológico con Brad Pitt al decirle a un trabajador de una organización benéfica: “Sí, estoy embarazada”, declaración que luego confirmó la revista People. Y en un estilo completamente diferente, Mindy Kaling es una conocida experta en ocultar un embarazo (y, de hecho, un hijo) hasta estar lista para discutirlo públicamente.

El anuncio de embarazo de Rihanna retoma esta tradición de las famosas. Es tradicional en un solo sentido, ya que se basa en una foto de su vientre, un medio favorito en el género de revelación de embarazo, aunque algunos prefieren usar imágenes de ultrasonido. Está montado de la manera exacta: Rihanna y A$AP Rocky se ven fantásticos, pero solo caminan por una calle normal de Nueva York. Es una toma estilo paparazzi, porque por supuesto que lo es: son Rihanna y A$AP Rocky. (Nota: este conjunto particular de fotografías las tomó el fotógrafo Miles Diggs, también conocido como Diggzy, a quien Vogue alguna vez consideró “el paparazzi favorito de la moda”). Es la combinación perfecta de estética controlada y estilo casual. Seguro también será el comienzo de una tendencia, y podemos esperar que la gente la emule de la misma manera que Emily Ratajkowski recreó la icónica sesión de fotos de embarazo de Vanity Fair en 1991 de Demi Moore para Halloween en 2020.

Las fotos también se prestan a un análisis más profundo. La directora de moda y crítica de moda del New York Times, Vanessa Friedman, escribió sobre la gran revelación: “A diferencia de la tradición de Moore, que a menudo implicaba estar lo más desnuda posible, o [la foto de Beyoncé de 2017 que revela que estaba embarazada de gemelos], sumergirse en la historia del arte, Rihanna eligió un atuendo y una composición que parece un guiño astuto a la moda en sí misma. Específicamente, a la primera portada de Vogue de Anna Wintour, en 1988, que presentaba a la modelo israelí Michaela Bercu con jeans Guess viejos y una chaqueta de Christian Lacroix con una cruz adornada con joyas. de frente, con el pelo al viento y ondulado, riéndose en la calle”.

Al igual que muchas celebridades, Rihanna ha sido objeto de rumores de embarazo infundados durante años, cada vez que usaba ropa ajustada o suelta, o cuando la fotografiaban desde un ángulo particular o, en general, cuando hacía algo. Esto hace que la frialdad de su revelación sea aún más agradable. Oh, ¿esta noticia? ¿La noticia que seguramente hará que fanáticos y detractores por igual pierdan la cabeza de forma tan esperada? No es gran cosa. Excepto que lo es. Pero no realmente. Es delicioso y casual de la manera más irónica, y es absolutamente perfecto.

Felicitaciones, entonces, a Rihanna, y gracias, por todo, en realidad, pero en este caso, por revivir un principio de la cultura de las celebridades que estaba pendiente de una actualización.