Operativo brindis: habrá más controles de alcoholemia en la Ciudad durante las Fiestas

LA NACION
·2  min de lectura
El 21% de los siniestros fatales registrados en la Ciudad están relacionados con el consumo de alcohol
Fuente: LA NACION - Crédito: Prensa GCBA

En las Fiestas el consumo de alcohol aumenta y son muchos los que cada año eligen salir a manejar irresponsablemente, poniéndose en riesgo a sí mismos y a los demás. Por eso, el gobierno porteño anunció que este año sumará diez puestos de control de alcoholemia "en puntos estratégicos" de la Ciudad y "con protocolos especiales" creados por el Ministerio de Salud.

"El 21% de los siniestros fatales registrados en la ciudad de Buenos Aires están relacionados con el consumo de alcohol", informó el secretario de Transporte, Juan José Méndez, quien destacó que desde 2016 la cantidad de controles de alcoholemia creció un 152% y aseguró que hubo un "descenso sostenido" del porcentaje de positivos.

Cristina Kirchner se aleja de un acuerdo con el FMI por razones políticas

Como informó LA NACION, el año pasado también se habían intensificado los controles y de los 9122 conductores que fueron sometidos al examen durante los dos fines de semana festivos, el 2,9% dio positivo y hubo más positivos en Navidad que en Año Nuevo, cuando se registró un menor flujo vehicular que en la Nochebuena.

Cómo será el operativo

Los diez nuevos puestos se incorporarán a los que funcionan desde noviembre y, debido a la pandemia de coronavirus, se controlará un auto por vez, manteniendo la distancia social. Para facilitar los cuidados, se dispusieron dos zonas. La primera, para un control con alómetro (el dispositivo a través del cual el conductor debe soplar para que se determine si hay presencia de alcohol); y la segunda, para el test con alcoholímetro, que determina el dosaje de quienes resultan positivos en el primer test.

Este año habrá más controles y se realizarán bajo protocolo contra el coronavirus
Fuente: LA NACION - Crédito: Prensa GCBA

Según se detalló, los agentes de tránsito a cargo del operativo usarán barbijo triple capa de forma permanente, guantes de examinación, máscara acrílica, y dispondrán de alcohol en gel para desinfectarse las manos. Y quienes estén a cargo de manipular el equipo de medición de tipo alcoholímetro, realizarán un recambio de guantes entre control y control.

Como corresponde según la ley porteña, a quienes resulten positivos se les labrará una contravención, se les retendrá la licencia del conductor y se les otorgará una licencia provisoria, por tres días corridos, para luego remitir el vehículo a la Playa de Acarreo correspondiente.

"No se puede ceder el volante en caso de ir con un acompañante", aclara el documento.

Infracciones

Las infracciones por alcoholemia positiva van desde los 3210 a los 21.400 pesos, y el conductor que se niegue a someterse al control de alcoholemia, estupefacientes u otras sustancias similares, será sancionado con una infracción de 6420 pesos, con agravantes. En caso de que sea un transporte público, la multa será de 12.840.

En tanto, el acompañante de una moto que supere los límites permitidos de alcohol en sangre, tendrá una multa de 2.140 pesos, precisó la información.