La obesidad no se cura con cirugía, y la moda en España de operarse fuera agrava los efectos secundarios

·4  min de lectura
El fin último de estas cirugías no debe ser la pérdida drástica de peso sino que operarse de obesidad es un paso que sirve para mejorar la calidad de vida de las personas obesas, ya que les da movilidad y evita algunas complicaciones que van asociadas al sobrepeso. Pero es una parte del proceso. (Foto: Getty)
El fin último de estas cirugías no debe ser la pérdida drástica de peso sino que operarse de obesidad es un paso que sirve para mejorar la calidad de vida de las personas obesas, ya que les da movilidad y evita algunas complicaciones que van asociadas al sobrepeso. Pero es una parte del proceso. (Foto: Getty)

Segundas partes nunca fueron buenas y ahora, tras el boom del trasplante capilar, el turismo sanitario ha vuelto al ataque, esta vez el target elegido es aún más vulnerable: las personas que sufren obesidad.

No hay duda de que el principal motivo que empuja a este turismo médico es la inasumible lista de espera para la cirugía bariátrica que existe en la mayoría de los hospitales públicos en España. En España hay más de 11.000 personas en España esperando para someterse a una cirugía de la obesidad o cirugía bariátrica, que tiene un tiempo medio de espera de más de 13 meses.

En algunos casos, los pacientes han llegado a esperar más de cuatro años para acceder a la cirugía, según datos de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO) recogidos por Medtronic. Al mismo tiempo, someterse a este tipo de cirugía en un país como Turquía es prácticamente tres veces más económico que en España.

Sin embargo, los especialistas alertan de que durante el último año se ha generalizado en las Unidades de Obesidad la consulta de pacientes que tras haber sido operados de obesidad grave en el extranjero, especialmente en Turquía, acuden a pedir ayuda ante el fracaso del procedimiento.

Es importante tener en cuenta que la obesidad es una enfermedad crónica y recidivante, lo que quiere decir que después de un período durante el cual parece haber remitido, a veces reaparece. Por eso hay muchos casos de rebrote. Y si bien en algunos casos la cirugía (cirugía bariátrica) es una opción de tratamiento muy válida, requiere un conjunto de procedimientos complejos no exentos de complicaciones y mortalidad.

La cirugía bariátrica consiste en una serie de técnicas quirúrgicas cuyo objetivo es la pérdida de peso mantenida y significativa que ayuda a mejorar la calidad de vida y las enfermedades asociadas

En este sentido, los expertos señalan que "la formación especializada y la acreditación de centros y equipos consiguen mejorar los resultados y reducir los riesgos de forma significativa". Y es que someterse a esta operación fuera de nuestras fronteras, pone en riesgo la salud de los pacientes al no tener en cuenta el resto de circunstancias que rodean a esta operación.

La obesidad es una enfermedad que va acompañada de otras patologías como Diabetes Mellitus tipo 2, el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), hipertensión arterial (HTA), enfermedades cardiacas, dislipemias y alteraciones osteomusculares, entre otras. Y esto hace que aumente el riesgo de imprevistos.

Sin embargo, ese riesgo quirúrgico tan alto se puede reducir tras la evaluación previa de un equipo multidisciplinar que incluye nutricionistas, cirujanos generales, psicólogos y psiquiatras. Este equipo tiene como objetivos principales minimizar el riesgo quirúrgico y preparar al paciente para conseguir los mejores resultados en cuanto a pérdida de peso y remisión de problemas de salud a largo plazo.

Por eso, las principales sociedades científicas especializadas en obesidad -Sociedad Española de Obesidad (SEO/SEEDO), Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO)- mandan una llamada de atención a todos los pacientes que puedan encontrarse en esta situación, y desaconsejan firmemente el turismo sanitario y específicamente el relacionado con la cirugía de la obesidad, con el objetivo final de salvaguardar la salud de las personas y evitar complicaciones.

La obesidad es una enfermedad crónica que "no se cura mediante la cirugía pero sí se controla puesto que la intervención es un medio con el que se facilita que el enfermo pueda mejorar sus hábitos alimentarios y de estilo de vida, y seguir un tipo de alimentación adecuado a sus necesidades y que permita la pérdida de peso necesaria para mejorar su salud", tal y como explica la SEEN en este documento informativo para pacientes.

"No se trata de una cirugía estética, sino de un procedimiento encaminado a prevenir o mejorar las complicaciones médicas que pueda ocasionar su obesidad a través de una pérdida de peso suficiente", recuerdan los endocrinos.

Además, recuerdan que tras la cirugía no está todo hecho y que estos pacientes tiene que seguir unos controles para evitar que aparezcan efectos secundarios, además de llevar a cabo una estricta dieta y, en muchos casos, requieren también de apoyo psicológico.

El tratamiento más eficaz para la obesidad es la cirugía, pero "es muy importante que el paciente sepa a lo que se va a enfrentar y cuales son los deberes que tiene que realizar para que la cirugía sea exitosa. Es un proceso quirúrgico para que el paciente modifique unos hábitos de vida”, explica el doctor José Luis Romera cirujano del aparato digestivo en la Policlínica Nuestra Sra. Del Rosario.

Es importante, por no decir básico, que el equipo médico-quirúrgico, junto con el apoyo de Atención Primaria, siga al paciente tras la cirugía durante toda la vida ya que la cirugía bariátrica condiciona modificaciones en el tracto gastrointestinal que van a persistir durante la vida, y que, por tanto, precisa de suplementación de vitaminas y minerales específicos y de un seguimiento de por vida por un equipo multidisciplinar que conozca la cirugía realizada y el tipo de seguimiento adecuado en cada caso.

"No olvidemos que la cirugía bariátrica se utiliza para ayudar al paciente a cambiar sus hábitos de vida”, concluye el cirujano.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Está irreconocible tras perder 140 kilos con una cirugía bariátrica

La vitamina D y su relación con la obesidad: alertan los endocrinos

Lo que debes saber antes de hacerte una reducción de estómago

Por qué debes controlar tu peso más que nunca en tiempos de coronavirus

Perder y ganar peso de forma repetida aumenta el riesgo de cáncer

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.