Así podrán operar los restaurantes en CDMX con semáforo naranja

CIUDAD DE MÉXICO, junio 30 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México publicó los lineamientos para la habilitación de restaurantes, para el distanciamiento social en cajones de estacionamiento, calles y banquetas orientada a la expansión de espacios.

Entre otros puntos, se establece que los restaurantes no podrán colocar enseres en el arroyo vehicular de vías primarias, en vías de acceso controlado, ciclovías, ciclocarril ni en carriles exclusivos para la circulación de transporte público.

Las mesas deberán colocarlas con una distancia de 1.5 metros entre cada una y en posición de zig-zag que mantenga la sana distancia.

Además, no podrá haber grupos de más de cuatro personas ni se podrá solicitar juntar mesas; se deberá prohibir fumar en todas las áreas incluidas las áreas de expansión al aire libre; y los comensales deberán seguir las recomendaciones de la ‘Guía para prevenir el contagio de Covid-19 durante el semáforo naranja’.

Tras el cambio del color naranja del Semáforo Epidemiológico, se decidió que los restaurantes podrían abrir, a partir de mañana, con hasta 40% de su capacidad, solo si priorizan la instalación de mesas en espacios abiertos como terrazas, banquetas, estacionamientos o cajones de estacionamiento en arroyo vehicular habilitados para el consumo de alimentos; mientras que, para aquellos locales que sólo cuenten con mesas al interior, la capacidad máxima será de 30%. En ambos casos, sólo podrán permanecer abiertos hasta las 22:00 horas.

La participación de dichos comercios será voluntaria y, a fin de garantizar el cumplimiento de los protocolos de reapertura, los interesados deberán registrarse en la página web covid19.cdmx.gob.mx/medidassanitaria, responder el cuestionario y realizar el registro del establecimiento mercantil.

Para poder operar, los negocios deberán descargar la constancia de aviso de registro al Programa "Ciudad al Aire Libre" y colocarla en un lugar visible, junto con su carta compromiso.

Sin embargo, advirtió que de no regresar al Semáforo Rojo y, por el contrario, la Ciudad de México avance al Semáforo Verde, estima que este sector terminará el año con un 70% de recuperación, pero iniciará el 2021 en su totalidad.

Aclaró que este reinicio de actividades "será de lenta recuperación", por lo que llamó al resto de restauranteros y hoteleros –de un universo de 9 mil y 55 mil, respectivamente-, a cumplir con creces las medidas de higiene, los protocolos y aforos acordados.

"Toda vez que la menor reversión de los indicadores de contagios y hospitalizaciones, dará marcha atrás la reapertura", enfatizó.

Explicó que en conjunto, estima que cerca de 350 mil personas serán las que reiniciarán sus labores en los dos mayores giros de la actividad turística, como son los restaurantes y hoteles, pues las otras áreas del sector, como museos, teatros, recintos para congresos y convenciones, transportación turística y otros, tendrán que esperar su reapertura o abrirán paulatinamente en las siguientes fases, cuando así lo determine el Gobierno de la Ciudad.

Por ello, insistió en la importancia de respetar los aforos y protocolos de sanidad y la sana distancia, para evitar que haya nuevos contagios, como ya ha ocurrido con algunas ciudades del extranjero, que después de levantar los confinamientos, se vieron obligadas a volver a limitar drásticamente sus aforos.

Al hacer un recuento desde que inició el confinamiento, comentó que a partir del 1 de abril, el porcentaje de ocupación hotelera registró un descenso de más del 95%, y solo algunos establecimientos de hospedaje recibieron, durante la fase de sana distancia y en el Semáforo Rojo, a turistas varados, personal médico, tripulaciones aéreas y empleados de los sectores esenciales.

En lo que se refiera a los restaurantes, estos cerraron sus puertas para recibir a los comensales, pues sólo continuaron sus actividades con la venta a domicilio o para llevar.