Operadores huyen de bonos del Tesoro; rendimientos se disparan

Vivien Lou Chen y Edward Bolingbroke
·2  min de lectura

(Bloomberg) -- Los inversionistas abandonaron los bonos del Tesoro en medio de un atisbo de esperanza de que el Congreso de Estados Unidos alcanzará un acuerdo de estímulo económico, impulsando uno de los mayores aumentos del año en los rendimientos a largo plazo.

Los bonos se hundieron a medida que los inversionistas cambiaron a activos más riesgosos como las acciones, alentados por la perspectiva de que la ayuda está llegando para la economía estadounidense. Las tasas de los bonos del Tesoro a 30 años se dispararon hasta 1,683% el martes, un aumento de más de 10 puntos básicos. Los rendimientos de los bonos a 10 años aumentaron a 0,94%, el nivel más alto desde el 12 de noviembre.

En una nueva señal de que los inversionistas se están entusiasmando con la idea de que la economía podría recuperarse, el punto de equilibrio a 10 años, un referente de la inflación esperada derivada de los precios del Tesoro, alcanzó 1,83%, un nivel visto por última vez en mayo de 2019.

Después de que los esfuerzos para apuntalar la economía estadounidense devastada por el virus se estancaran durante meses, un grupo de legisladores demócratas y republicanos reveló una propuesta de estímulo de US$908.000 millones el martes. La aprobación es todo menos segura. Si funciona, eso podría provocar que más dinero salga de la seguridad de la deuda estadounidense hacia las acciones, acelerando un cambio que comenzó en noviembre cuando el Dow Jones Industrial Average tuvo su mejor mes desde 1987, en medio de las prometedoras noticias sobre la vacuna contra el covid-19.

“Los rendimientos de los bonos del Tesoro están poniéndose al día con el entusiasmo en el resto del mercado, y parece que el impulso para un gasto fiscal adicional es el catalizador para el aumento de las tasas hoy”, asegura Charles Ripley, estratega de Allianz Investment Management con sede cerca de Minneapolis.

Los rendimientos de los bonos a 10 años aumentaron hasta 9,7 puntos básicos, lo que es bueno para uno de los mayores movimientos de 2020, aunque mucho más pequeño que los aumentos vistos en marzo cuando la gravedad de la pandemia se hizo evidente para los inversionistas.

El cambio en el sentimiento del martes también hizo caer al dólar. Contra el euro, la moneda estadounidense alcanzó el nivel más débil desde mayo de 2018.

Los fondos de cobertura y otros inversionistas apalancados pueden haber sido sorprendidos por el movimiento del martes. En la semana que terminó el 24 de noviembre, habían recortado las apuestas contra los bonos del Tesoro a largo plazo desde el primer trimestre, según datos de la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos publicados el lunes.

Nota Original:Traders Flee From Treasuries in One of Biggest 2020 Yield Spikes

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.