'Operación especial en Ucrania': Los rusos, entre la indiferencia y las primeras voces disonantes

·1  min de lectura

Desde principios de julio y las últimas conquistas del ejército ruso, nada ha cambiado en el discurso oficial de Rusia y, sin embargo, las noticias sobre el terreno se aceleran. El ejército ucraniano ha anunciado que ha retomado "más de 20 localidades" en 24 horas en el marco de su contraofensiva. Los comunicados ucranianos se suceden, pero no se parecen a lo que se oye en Rusia.

Por Anissa El Jabri, corresponsal en Moscú.

En una rueda de prensa titulada, como siempre, "Actualización de los progresos de la operación militar especial", el portavoz del Ministerio de Defensa declaró el sábado 10 de septiembre: "Para alcanzar los objetivos declarados de la operación especial para la liberación del Donbás, se decidió reagrupar las tropas situadas en la zona de Izum para reforzar los esfuerzos en dirección a Donetsk. Para evitar daños a las tropas rusas, se infligió una poderosa derrota de fuego al enemigo con misiles y artillería. A lo largo de tres días, fueron destruidos más de 2.000 soldados ucranianos y extranjeros, así como más de 100 vehículos blindados y unidades de artillería".

"Absolutamente imposible derrotar a Ucrania"

El viernes 9 de septiembre se organizó una especie de debate en un canal estatal con esta declaración inédita: "La gente que convenció a Vladimir Putin de que la operación especial sería rápida y eficaz, que no bombardearíamos a los civiles, que llegaríamos y que nuestra guardia nacional, junto con los hombres de Kadirov, pondría todo en orden, esa gente nos ha engañado a todos. Ahora estamos en un punto en el que tenemos que entender que es absolutamente imposible derrotar a Ucrania con los recursos, los soldados y los métodos coloniales que tenemos".

Voces disonantes


Leer más sobre RFI