ONU: Una peligrosa travesía marina sube muertes de migrantes

Por DAVID RISING
ARCHIVO - En esta imagen de archivo del 30 de enero de 2016, el cuerpo de un niño migrante muerto en la playa cerca de la localidad de Ayvacik, en Canakkale, Turquía. (AP Foto/Halit Onur Sandal)

BERLÍN (AP) — Las muertes de migrantes aumentaron de forma significativa el año pasado, especialmente en el Mediterráneo, según estadísticas publicadas el viernes por una agencia de la ONU. Las redes de contrabandistas organizaron viajes aún más peligrosos para llevar a refugiados y solicitantes de asilo en embarcaciones cada vez más endebles.

La Organización Internacional para las Migraciones documentó 7.763 muertes de migrantes en 2016 en todo el mundo, un 27% más que las 6.107 de 2015, según su reporte.

Dos tercios de las muertes tuvieron lugar en el Mediterráneo, donde 5.098 personas perdieron la vida intentando cruzar a Europa desde el Norte de África, Turquía u Oriente Medio, según la información reunida por el Centro de Análisis de Datos de la OIM en Berlín.

El número de víctimas en el Mediterráneo era un 35% más alto que en 2015, a pesar de que se ha mejorado la coordinación de los esfuerzos de rescate y menos gente emprendió el peligroso viaje. La mayoría de las muertes en 2016 ocurrieron en el centro del Mediterráneo, donde 4.581 migrantes murieron intentando el largo viaje desde el norte de África a Italia.

La agencia de la ONU advirtió que parte del incremento en el Mediterráneo podría deberse una mejora en el monitoreo y la documentación. La zona ha ganado relevancia en los últimos años ante el aumento de solicitantes de asilo que ponían rumbo a Europa.

Sin embargo, las pruebas apuntan a que además de varios naufragios grandes también hubo más incidentes pequeños con víctimas mortales después de los contrabandistas empezaran a emplear técnicas como enviar varias embarcaciones a la vez —lo que complica las misiones de rescate— y zarpar con mala mar en invierno, señaló la OIM.

"Esto no es algo completamente nuevo, pero hay un comportamiento imprudente por parte de los contrabandistas que solo quieren aumentar sus beneficios", dijo Frank Laczko, director del centro de análisis de la OIM.

"Hay grandes sumas de dinero en juego por cada uno de esos botes que cruzan el Mediterráneo, de modo que cuanta más gente puedas juntar en un bote, más dinero ganas", explicó.

Además, la situación en Libia, un punto habitual de salidas, podría haberse deteriorado hasta el punto de que la gente cada vez está más desesperada por marcharse y por tanto dispuesta a correr "riesgos increíbles", señaló, aunque indicó que resulta difícil evaluar lo que ocurre en el país.

El recuento de muertos en el Mediterráneo se considera un mínimo, ya que se cree que muchos naufragios quedan sin documentar.

El número de migrantes que intentaron llegar a Europa cruzando el Mediterráneo cayó en más de un millón de personas en 2015, a las 363.348 de 2016, debido en gran parte a la aplicación de un acuerdo entre la Unión Europea y Turquía diseñado para frenar las travesías.

En el norte de África, la cifra de muertos ascendió a 1.279 migrantes en 2016, por encima de los 672 del año anterior. En el África occidental se registraron 169 muertes, en comparación con las 84 de 2015. En Oriente Medio murieron 113 migrantes, superando las 32 del año anterior.

Por otro lado, la OIM señaló que 400 migrantes murieron en la frontera entre Estados Unidos y México en 2016, por encima de las 348 de 2015. Los cuerpos se descomponen con rapidez en la zona debido al clima, lo que complica la identificación de los fallecidos.

La mayoría de las 143 personas tenía ciudadanía mexicana, mientras que el 13% era hondureño, el 5% era salvadoreño, el 18% procedía de otros países centroamericanos y el 4% de Sudamérica, según el reporte.