La ONU suspende a un alto funcionario chileno tras denuncias de acoso

Agencia EFE
·2  min de lectura

Naciones Unidas, 28 ene (EFE).- La ONU ha decidido suspender temporalmente al funcionario chileno Fabrizio Hochschild, recientemente nombrado enviado especial para la Tecnología, mientras investiga denuncias de abuso de autoridad y acoso presentadas en su contra.

"Las acusaciones se están investigando y es lo correcto. Decidimos que la medida de precaución que tenía sentido era que (...) estuviera de baja", explicó este jueves a los periodistas el secretario general de la organización, António Guterres.

El diplomático portugués confió en que las pesquisas se desarrollen rápidamente y que haya un proceso justo con base en las conclusiones de la investigación.

"Lo que puedo garantizar es que hay tolerancia cero (...) en relación con el acoso sexual u otras formas de acoso. Todavía no sé exactamente cuál es la naturaleza de las acusaciones hechas, es un proceso que compete a nuestro departamento de investigaciones", señaló Guterres preguntado durante una conferencia de prensa.

Su portavoz, Stéphane Dujarric, dijo a Efe que el secretario general tuvo conocimiento de las alegaciones este miércoles y solicitó a la oficina de asuntos internos de la ONU que dé prioridad a la investigación.

Mientras tanto, Hochschild permanecerá de baja administrativa y, una vez que se resuelvan las pesquisas, Guterres actuará “rápidamente y tomarás las acciones apropiadas”, apuntó el portavoz.

La decisión de la organización fue adelantada por el medio Passblue, especializado en información sobre Naciones Unidas, que desveló la existencia de al menos tres quejas recientes de acoso y abuso de autoridad, todas presentadas por mujeres que trabajaron con Hoschschild en el proyecto del 75 aniversario de la ONU, que el chileno encabezó hasta hace poco.

Según fuentes citadas por Passblue, las denuncias detallan un supuesto comportamiento volátil por parte del funcionario, con exigencias de lealtad y comportamientos abusivos, incluidos comentarios sobre el género o la nacionalidad de las subordinadas.

Hochschild comenzó su carrera en la ONU en 1988, trabajando en la Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados en Sudán y luego pasó por otras agencias como la de apoyo a los refugiados palestinos (UNRWA) y la de coordinación de asuntos humanitarios (OCHA).

Más adelante, ocupó varios altos cargos de la organización en distintos países y también en la sede central de Nueva York. Antes de su nombramiento como nuevo enviado para la Tecnología, la semana pasada, había coordinado las conmemoraciones del 75 aniversario de Naciones Unidas.

(c) Agencia EFE