La ONU reduce las raciones de alimentos en Yemen como "medida desesperada"

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Varias personas esperan a recibir raciones de alimentos en Saná

22 dic (Reuters) - El Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) dijo el miércoles que reducirá las raciones de alimentos para 8 millones de personas en Yemen a partir de enero debido a la falta de financiación de los donantes, advirtiendo que más recortes empujarán a más personas a la inanición.

Las familias destinatarias de las raciones reducidas apenas recibirán la mitad de la ración mínima diaria del WFP. Otros programas de asistencia alimentaria y de malnutrición infantil corren el riesgo de sufrir nuevos recortes si no llegan más fondos, dijo el WFP en un comunicado.

Las agencias de la ONU, entre ellas el WFP, habían advertido anteriormente de recortes en los programas, después de que a finales de octubre sólo se hubieran recibido 2.680 millones de dólares de los 3.850 millones solicitados a los donantes para este año.

"Las reservas de alimentos del WFP en Yemen se están agotando peligrosamente", dijo en un comunicado la directora regional de la agencia, Corinne Fleischer.

"Cada vez que reducimos la cantidad de alimentos, sabemos que más personas que ya padecen hambre e inseguridad alimentaria se unirán a las filas de los millones de personas que pasan hambre. Pero tiempos desesperados requieren medidas desesperadas".

Cinco millones de personas en riesgo inmediato de caer en la hambruna mantendrán la ración completa, dijo el WFP. La agencia alimenta a 13 millones de personas al mes en Yemen.

Yemen, dividido entre el grupo hutí, alineado con Irán, en el norte, y el Gobierno reconocido internacionalmente en el sur, está sumido en una hambruna causada por siete años de guerra, la alta inflación y los impedimentos a las importaciones.

La guerra ha matado a decenas de miles de personas, en su mayoría civiles, y ha dejado a millones al borde de la hambruna.

El coste medio de una cesta mínima de alimentos ha aumentado este año un 140% en el sur de Yemen, y un 38% en las zonas hutíes, según el WFP.

En junio, el WFP reanudó la ayuda alimentaria mensual en algunas zonas de Yemen gobernadas por los hutíes, después de limitar las entregas a un mes sí y otro no a partir de abril de 2020, debido a los recortes en la financiación de los donantes, en parte por la preocupación de que se obstruyera la entrega de la ayuda.

El Banco Mundial dijo el martes que había aprobado 170 millones de dólares en subvenciones a Yemen para proyectos de infraestructura urbana, resiliencia climática e inseguridad alimentaria rural.

(Reporte de Lisa Barrington; edición de Andrew Heavens y Frank Jack Daniel; traducción de Darío Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.