La ONU prevé una duración inédita en este siglo para el fenómeno ‘La Niña’

·2  min de lectura

El fenómeno climático La Niña, que afecta a las temperaturas globales y agudiza sequías e inundaciones, se podría prolongar hasta finales de año y tener una duración inédita para este siglo, informó la ONU el miércoles.

Es probable que el prolongado fenómeno de La Niña se convierta en el primer “episodio triple” de este siglo, al abarcar tres inviernos consecutivos del hemisferio norte (veranos del hemisferio sur), indicó un boletín publicado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), una agencia de la ONU.

“Es excepcional que un episodio de La Niña se mantenga durante tres años consecutivos”, afirmó el secretario general de la OMM, el finlandés Petteri Taalas.

De confirmarse, sería la tercera vez desde 1950 que se observa este fenómeno durante tres inviernos consecutivos, según la OMM. Según el boletín, el actual fenómeno de La Niña, que empezó en septiembre de 2020, continuará a lo largo de los próximos seis meses.

La probabilidad de esta previsión es del 70 por ciento para los meses de septiembre a noviembre y luego desciende gradualmente al 55 por ciento para el periodo de diciembre a febrero de 2023, según la agencia de la ONU.

“LA NIÑA” PRODUCE UN ENFRIAMIENTO A GRAN ESCALA

La Niña es un fenómeno que produce un enfriamiento a gran escala de las aguas superficiales de las partes central y oriental del Pacífico ecuatorial.

El fenómeno tiene grandes repercusiones en el clima (precipitaciones, vientos) de todo el mundo, opuestas al fenómeno de El Niño, que tiene efectos de calentamiento en las temperaturas globales. Según el OMM, el fenómeno actual se ha visto intensificado por el fortalecimiento de los vientos alisios entre mediados de julio y mediados de agosto de 2022, lo que ha alterado los patrones de temperatura y las precipitaciones y ha exacerbado las sequías e inundaciones en diferentes partes del mundo.

“La agudización de la sequía en el Cuerno de África y en la parte meridional de América del Sur lleva el sello de La Niña, al igual que las precipitaciones por encima de la media observadas en el sureste asiático y en Australasia”, indicó Taalas.

“Desafortunadamente, los datos más recientes sobre La Niña confirman las proyecciones climáticas regionales que apuntaban a un agravamiento de la devastadora sequía que sufre el Cuerno de África, cuyas consecuencias afectarán a millones de personas”, agregó.

El Niño y La Niña son importantes condicionantes del sistema climático de la Tierra, pero no son los únicos. N

(Con información de AFP)

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:
La sequía deja al descubierto monumentos en España

Crisis energética: el costo de la lucha contra el cambio climático

Ecuador investiga presunta cacería de tortugas gigantes en las islas Galápagos