La ONU está preocupada por el aumento de casos de COVID-19 en las cárceles de Honduras

Agencia EFE

Tegucigalpa, 19 jun (EFE).- La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (Oacnudh) indicó este viernes que está "preocupada" por la salud y la vida de los presos en Honduras ante el aumento de casos de COVID-19 en las cárceles del país centroamericano.

"La Oacnudh expresa su preocupación por la salud, la vida e integridad de las personas privadas de la libertad en el país ante el incremento de casos confirmados y sospechosos de COVID-19", indicó la Oficina de la ONU en un comunicado.

Lamentó además el fallecimiento de varios reclusos en los últimos días a consecuencia de la pandemia del coronavirus, que en Honduras ya ha suma 343 decesos y 10.739 contagios, según cifras oficiales.

La Oacnudh instó al Estado de Honduras a "fortalecer" las medidas de prevención y control del COVID-19 en los centros penitenciarios, así como el acceso a servicios médicos, medicamentos y pruebas que permitan la detección de casos positivos de coronavirus y otras enfermedades que pongan "en riesgo" a los presos.

Destacó además la importancia de "acelerar" los procesos normativos, judiciales y administrativos para la excarcelación de reclusos, priorizando las personas con "mayor vulnerabilidad en el contexto de la pandemia".

La Oacnudh también solicita a Hondura que establezca medidas alternativas para que los presos tengan comunicación con sus familiares, así como "mecanismos de información" de las autoridades con los reclusos y sus familias, sobre su estado de salud tomadas en los centros penitenciarios.

El Instituto Nacional Penitenciario de Honduras comenzó este jueves a realizar pruebas rápidas en la Penitenciaria Nacional, la principal prisión del país, para detectar a los presos con coronavirus y evaluar a los ya contagiados.

La aplicación de las pruebas se realiza de manera progresiva en todos los módulos de la Penitenciaria Nacional, ubicada en el extremo norte de Tegucigalpa, que hasta ahora reporta 122 contagios positivos, según cifras oficiales.

Unos 1.624 presos han sido excarcelados como parte de las medidas que las autoridades han implementado para evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 en las prisiones.

Un total de 782 reclusos han sido preliberados, 330 lograron la libertad condicional, mientras que 331 salieron de prisión tras la conmutación de la pena, según cifras oficiales.

Otros 126 reclusos abandonaron la cárcel tras el cumplimiento de la pena, tres por la prescripción de la pena y dos por enfermedad terminal, mientras que 50 menores salieron después de la revisión de medidas, señaló el poder Judicial de Honduras.

(c) Agencia EFE