ONU-Hábitat: La covid-19 no acabará con la ciudad, pieza clave para el futuro

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nairobi/Madrid, 31 oct (EFE).- A pesar de que las ciudades aglutinan el 95 % de los casos de coronavirus, la pandemia no acabará con ellas, pero su sostenibilidad, y las mejoras en los hacinamientos y las viviendas son claves para la recuperación y la prevención de futuras catástrofes, según ONU-Hábitat.

Así lo recoge el Programa de la ONU para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat) en su "Informe Mundial de Ciudades de 2020", presentado hoy de forma virtual desde su sede en Nairobi.

"La urbanización puede ser un potenciador de la lucha contra la pobreza, la desigualdad, el desempleo, el cambio climático y otros retos globales", consideró la directora ejecutiva de ONU-Hábitat, Maimunah Mohd Sharif, durante la presentación del informe.

Sharif señaló durante una rueda de prensa telemática que la situación actual creada por la COVID-19 obliga a cambiar las condiciones de vida en las ciudades para convertirlas en lugares resilientes, transformando las edificaciones, incrementando los servicios e impulsando los espacios verdes.

SE MANTIENEN LAS PROYECCIONES DE CRECIMIENTO

La agencia de la ONU considera en este informe, cuyo autor principal es Eduardo Moreno, que "es muy pronto para saber si la pandemia de 2020 llevará a cambios demográficos permanentes", y mantiene las proyecciones de crecimiento urbano que ya trazó hace más de media década en la "Agenda 2030".

Se espera que del 56,2 % de población que hoy vive en ciudades se pase al 60,4 % en 2030, y el 96 % de este crecimiento tendrá lugar en las regiones menos desarrolladas (el este y sur de Asia y en África).

Tres países -India, China y Nigeria- acapararán el 35 % del crecimiento de toda la población mundial del 2018 a 2050.

Los miedos iniciales de la alta propagación del virus en núcleos densamente poblados como Seúl, Singapur o Tokio han sido mitigados por un buen control de la enfermedad, según este estudio.

Y los epidemiólogos parecen coincidir en que el problema está en el hacinamiento y no la densidad, ya que mantener unos niveles adecuados de higiene en lugares públicos y privados, a pesar de que una ciudad tenga mucha población, es crucial para superar la pandemia.

El problema está en que el 20 % de la población reside actualmente en viviendas inadecuadas, y de esta proporción, en torno a 1.000 millones lo hacen en asentamientos informales (favelas, barriadas o barrios de chabolas).

Y los problemas de acceso a vivienda asequible económicamente se siguen multiplicando en todo el mundo: ONU-Hábitat calcula que, a nivel global, quienes quieran comprar una casa tienen que ahorrar más de cinco veces su salario anual para poder pagar el precio de una casa "estándar".

Los que optan por alquilar, muchas veces emplean más del 25 % de su salario mensual en pagar la renta.

"Estos altos niveles de inasequibilidad muestran que la vivienda inadecuada y los asentamientos informales siguen siendo la única alternativa para familias de bajos ingresos", alerta el informe, en un momento en que la ONU estima que 71 millones de personas serán empujadas a la extrema pobreza este año, lo que significa la primera subida desde 1998.

EL PODER DE LA MIGRACIÓN EN LAS CIUDADES

En este panorama, la migración es un elemento dinamizador de las ciudades, que las hace lugares heterogéneos, multiculturales y multilingüísticos. En urbes como Bruselas, Dubái o Miami, los migrantes extranjeros sobrepasan en número a la población local.

Sin embargo, la desigualdad sigue siendo una constante, y la migración muchas veces acaba relegada a zonas excluidas de las ciudades.

La única forma para "luchar contra las desigualdades", según remarca Moreno, coordinador del informe sobre el estado de las ciudades presentado hoy, es incrementar la sostenibilidad fortaleciendo el bienestar social, económico y medioambiental de las ciudades.

Según Moreno, más de 2.900 millones de personas viven en ciudades que reducen las condiciones de bienestar, de ahí la importancia de convertir las urbes en "puentes para lograr la integración y la igualdad".

(c) Agencia EFE