ONU: Gobierno etíope detiene al menos a 1.000 personas

·1  min de lectura

GINEBRA (AP) — Las autoridades de Etiopía han detenido al menos a un millar de personas, la mayoría de ellos tigrinos, bajo un estado de emergencia declarado a principios de mes en medio de la guerra contra los rebeldes de Tigray, denunció el martes la oficina de derechos humanos de la ONU.

Los arrestos ocurrieron en Adís Abeba, la capital, en las ciudades de Gondar y Bahir Dar, ambas en el norte, y en otros lugares, según Liz Throssell, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Las autoridades etíopes con frecuencia han detenido a personas bajo la sospecha de “estar afiliados o apoyar al Frente de Liberación Popular de Tigray (FLPT)”, expresó Throssell a la prensa el martes.

La guerra de Etiopía ha causado miles de muertes y ha generado una de las peores crisis a nivel mundial. Cientos de personas sufren hambruna en la región de Tigray debido a lo que Naciones Unidas califica como un “bloqueo humanitario de facto”.

“El estado de emergencia vigente en Etiopía puede agravar una situación de derechos humanos y humanitaria que ya es muy seria en el país”, indicó Throssell en relación al decreto del gobierno del 2 de noviembre. “Sus cláusulas son extremadamente amplias, con prohibiciones ambiguas que van desde incluir apoyo ‘moral indirecto’ hasta lo que el gobierno ha etiquetado como ‘grupos terroristas’”.

Diez empleados locales de la ONU y unos 34 conductores que trabajaban con contratos de la ONU siguen detenidos en Etiopía, agregó Throssell, quien expresó preocupaciones por las condiciones de detención, incluidas estaciones policiales saturadas, y dijo que los detenidos tienen derecho a conocer los cargos en su contra y a un juicio justo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.