Prometen 9.000 millones en ayuda a Pakistán por inundaciones

Víctimas de inundaciones provocadas por las lluvias monzónicas usan una balsa improvisada con el fin de transportar paja para el ganado, el 5 de septiembre de 2022, en Jaffarabad, un distrito de la provincia de Baluchistán, en el suroeste de Pakistán. (AP Foto/Fareed Khan) (ASSOCIATED PRESS)

GINEBRA (AP) — Durante una conferencia respaldada por la ONU, decenas de países e instituciones internacionales prometieron el lunes más de 9.000 millones de dólares para ayudar a Pakistán a recuperarse de las devastadoras inundaciones del verano.

Las inundaciones causaron la muerte de más de 1.700 personas, destruyeron más de 2 millones de viviendas y cubrieron hasta un tercio del país en un momento dado, causando daños por valor de más de 30.000 millones de dólares, según las autoridades. Grandes franjas del país siguen bajo el agua, y millones de personas viven cerca de aguas contaminadas o estancadas, según la ONU.

Se trató de un “desastre climático a escala monumental”, de acuerdo con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

Después de la pausa del mediodía, la ministra de Información paquistaní, Marriyum Aurangzeb, tuiteó que hasta ese momento se habían ofrecido 8.570 millones de dólares, superando el objetivo inicial de cubrir la mitad de las necesidades estimadas del gobierno de unos 16.300 millones de dólares para responder a las inundaciones. Se espera que la otra mitad proceda del propio gobierno.

Los principales donantes son el Banco Islámico de Desarrollo, con 4.200 millones de dólares; el Banco Mundial, con 2.000 millones; y el Banco Asiático de Desarrollo, con 1.500. Aurangzeb informó que la Unión Europea prometió 93 millones de dólares, Alemania 88, China 100 y Japón 77 millones. Estados Unidos duplicó su asignación, anunciando otros 100 millones de dólares además de una cantidad similar ya comprometida con Pakistán.

El recuento provisional de Aurangzeb no incluía, por ejemplo, una promesa de 1.000 millones de dólares de Arabia Saudí. Los países nórdicos, ricos y tradicionalmente generosos, entre otros, seguían anunciando sus compromisos el lunes por la tarde.

La conferencia se perfila como una prueba de hasta qué punto las naciones ricas contribuirán a ayudar a los países en desarrollo a gestionar el impacto de los desvanecimientos climáticos y a prepararse para otros desastres.

Guterres y el primer ministro paquistaní, Shahbaz Sharif, asistieron en persona al foto, mientras que otros líderes mundiales, como el presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, participaron de manera virtual.

___

Munir Ahmed informó desde Islamabad.