La ONU aplaude a Alemania por la condena a un excoronel del régimen sirio

·2  min de lectura

Ginebra, 13 ene (EFE).- La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, celebró hoy la condena impuesta por un tribunal alemán a un exmilitar del servicio secreto sirio acusado de crímenes contra la humanidad y calificó la sentencia como un avance hacia "la búsqueda de la verdad y de la justicia".

La Audiencia Territorial de Coblenza (sur de Alemania) declaró culpable a Anwar Raslan, exjefe de la unidad de investigación de la prisión del departamento de seguridad 251, por crímenes contra la humanidad "en forma de asesinato, tortura, privación grave de libertad, violación y agresión sexual", y lo condenó a cadena perpetua.

Bachelet subrayó que este primer juicio internacional contra responsables de crímenes del régimen de Bachar al Asad arroja "una luz renovada y muy necesaria" sobre la tortura extrema y los tratos crueles y verdaderamente inhumanos -incluida la violencia sexual- a los que fueron sometidos innumerables sirios en detención.

"Se trata de un avance histórico en la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación de las graves violaciones de derechos humanos perpetradas en Siria durante más de una década", declaró la alta comisionada en un comunicado.

"Este es un claro ejemplo de cómo los tribunales nacionales pueden y deben subsanar las lagunas en la rendición de cuentas por este tipo de delitos, dondequiera que se hayan cometido, mediante juicios justos e independientes llevados a cabo en consonancia con las leyes y normas internacionales de derechos humanos", agregó.

"Esta condena ha puesto sobre aviso a las autoridades: no importa dónde estés o el rango que tengas, si perpetras torturas u otras violaciones graves de los derechos humanos, tarde o temprano tendrás que rendir cuentas, en tu país o en el extranjero", advirtió Bachelet.

La sentencia también fue celebrada por el Mecanismo Internacional, Imparcial e Independiente para Siria, que destacó que "es importante no sólo para las víctimas y supervivientes de los crímenes juzgados, sino también para las víctimas de otras violaciones de los derechos humanos pasadas y presentes en el país".

"Aún hay mucho que andar hasta que se haga justicia, pero el veredicto nos dice que es posible, y a los perpetradores de los graves crímenes les advierte de que pagarán por sus acciones", afirmó la líder de la misión, Catherine Marchi-Uhel.

También recordó que el mecanismo que encabeza, en el que múltiples víctimas del conflicto han prestado testimonio, "es un importante recurso para investigar los crímenes de guerra e investigar a los sospechosos".

Siria no forma parte del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI), ratificado por 123 países, lo que dificulta a las jurisdicciones nacionales el acceso a información sobre la comisión de crímenes de guerra en el conflicto civil.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.