La ONU anuncia la vuelta presencial de sus empleados a la sede de Nueva York

·2  min de lectura

Naciones Unidas, 6 jul (EFE).- La ONU levantó este martes buena parte de las restricciones impuestas por la covid-19 en su sede central de Nueva York y anunció la vuelta al trabajo presencial de sus empleados sin importar si están vacunados o no.

Una mayoría de funcionarios llevan trabajando de forma remota desde el estallido de la pandemia, cuando Naciones Unidas decidió limitar de forma muy importante la presencia en su cuartel general y organizar la mayor parte de eventos de forma virtual.

Poco a poco, a medida que la situación sanitaria ha ido mejorando en Nueva York, la organización ha ido ampliando el número de reuniones y actividades que se llevan a cabo en persona y hoy dio un nuevo paso, levantando los máximos de ocupación que se habían establecido en sus edificios.

Así, la ONU espera que todos sus empleados regresen de forma inmediata a sus puestos, adelantando la fecha del 1 de septiembre que había mantenido hasta ahora, según explicó el portavoz Stéphane Dujarric.

Por precaución, se seguirá exigiendo el uso de mascarillas en todas las zonas comunes, dijo el portavoz.

Mientras, la sede neoyorquina de la organización continuará por ahora cerrada a visitantes y representantes de organizaciones no gubernamentales, añadió Dujarric.

Aunque aún no hay una decisión final, la ONU ha propuesto que los jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo viajen el próximo mes de septiembre a Nueva York para participar en persona en los debates de alto nivel de la Asamblea General.

En 2020, las reuniones se celebraron por primera vez de forma virtual, con los líderes ofreciendo sus tradicionales discursos a través de videos grabados previamente.

Para limitar riesgos por la covid-19, la ONU propone que este año las delegaciones se limiten al líder de cada país y una comitiva de cinco personas mientras se encuentran dentro de la sede de la organización y de tres personas dentro del hemiciclo de la Asamblea.

Además, plantea que no se celebren eventos paralelos dentro del edificio y que se amplíe el espacio para reuniones bilaterales entre líderes y ministros, con el fin de evitar que se tengan que llevar a cabo en hoteles de la ciudad o en las embajadas de cada país.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.