ONU advierte de posibles crímenes de guerra por civiles muertos en Etiopía

AFP
·2  min de lectura

La ONU advirtió este viernes de posibles crímenes por los numerosos civiles que habrían muerto en la región de Tigré en Etiopía, donde el gobierno federal lanzó hace diez días una operación militar.

El primer ministro Abiy Ahmed, ganador del Premio Nobel de la Paz el año pasado, ordenó esta operación en esa región disidente, causando conmoción en la comunidad internacional que teme que esto sea el comienzo de una larga y sangrienta guerra civil.

Cientos de personas han muerto y miles han huido de los combates y los ataques aéreos en el Tigré, a cuyos líderes Abiy acusa de buscar desestabilizar al país.

Entérate: Plaga de langostas deja a un millón de etíopes en crisis alimentaria

Según testigos, la matanza fue perpetrada por la guerrilla de la región disidente del Tigré, Frente de Liberación de los Pueblos del Tigré (TPLF, por sus siglas en inglés). Estos también señalaron que algunas víctimas procedían de la región de Amhara, una zona con un largo historial de tensiones con el Tigré.

Miles de milicianos de Amhara fueron desplegados en la frontera con el Tigré para luchar junto a las fuerzas federales.

El líder del TPLF, Debretsion Gebremichael, dijo a la AFP el viernes que estas acusaciones eran “infundadas”.

Abiy Ahmed asegura que su operación militar es una respuesta a los ataques en dos campos militares federales perpetrados por el TPLF, que en el pasado dominó la política etíope y que afirma que ha sido marginado y atacado por el primer ministro. El partido niega haber llevado acabo estos ataques.

Estados Unidos urgió a tomar “medidas inmediatas para reducir la escalada” y expresó su alarma por la “masacre de civiles”.

Etíopes piden por el fin de las acciones militares del gobierno en la región de Tigré. (Foto: NICHOLAS KAMM / AFP)

Ataques contra aeropuertos

Las fuerzas del Tigré (TPLF), reivindicaron el sábado el bombardeo de dos aeropuertos y amenazaron con arrastrar al conflicto a la vecina Eritrea, a la que acusan de apoyar militarmente al gobierno etíope.

Los aeropuertos de las ciudades de Gondar y Bahir Dar, la capital de Amhara, situada a unos 200 km de la frontera con Tigré, fueron objeto de esos ataques, que causaron “daños” en zonas aledañas, según el gobierno de Adís Abeba.

Testigos dieron cuenta de explosiones y disparos el viernes por la noche.

Te puede interesar: Día Mundial de los Refugiados: los retos de ser refugiado durante la pandemia

Un médico de Gondar indicó a la AFP que dos personas murieron y 15 resultaron heridas, todos militares. Por el momento no había ningún balance en Bahir Dar.

Las tensiones entre el primer ministro Abiy Ahmed y el TPLF, aumentaron en septiembre cuando tras suspenderse las elecciones nacionales debido al coronavirus, la región siguió adelante con sus propios comicios, insistiendo en que Abiy era un líder ilegítimo.