ONU advierte que la pandemia incrementó el consumo de drogas en 22 por ciento

·3  min de lectura
Cannabis
Cannabis

ALREDEDOR DE 275 millones de personas consumieron drogas en todo el mundo. en el último año. Más de 36 millones de personas sufrieron trastornos por consumo de estupefacientes, según el Informe Mundial sobre Drogas 2021, publicado este jueves por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

A pesar de que el consumo de cannabis está asociado con una variedad de daños a la salud y otros, especialmente entre los consumidores habituales a largo plazo, 40 por ciento de los jóvenes que la consumen no la perciben como dañina, a pesar de que la potencia de la marihuana ha aumentado hasta cuatro veces, en los últimos 24 años.

Según el informe, la mayoría de los países reportó aumento en el consumo de cannabis durante la pandemia. En encuestas a profesionales de la salud en 77 países, 42 por ciento afirmó que el consumo de cannabis se había incrementado. También se ha observado un aumento en el uso no clínico de medicamentos farmacéuticos, durante ese mismo período.

Alrededor de 5.5 por ciento de la población de entre 15 y 64 años ha consumido drogas al menos una vez, en el último año. En tanto que 36.3 millones de personas, es decir, 13 por ciento del número total de personas que consumen drogas, sufre de trastornos por su consumo.

También lee: Por qué la oportunidad del cannabis en México está en los mercados internacionales

Los mercados de drogas en Internet que surgieron hace una década, ya alcanzan un valor de ventas anuales de 315 millones de dólares. “Aunque esto es solo una fracción de las ventas totales de medicamentos, la tendencia es al alza con un aumento de cuatro veces entre 2011 y mediados de 2017 y de mediados de 2017 a 2020”, se lee en el informe.

Es probable que la rápida innovación tecnológica —combinada con la agilidad y la adaptabilidad de quienes utilizan nuevas plataformas para vender medicamentos y otras sustancias— dé paso a un mercado globalizado en el que todos los medicamentos estén más disponibles y accesibles en todas partes. “Esto, a su vez, podría desencadenar cambios acelerados en los patrones de uso de drogas y tener implicaciones para la salud pública”, advierte el organismo internacional.

Los mercados de drogas han reanudado sus operaciones después de la interrupción inicial al inicio de la pandemia. Esto ha provocado envíos cada vez más grandes de drogas ilícitas, un aumento en la frecuencia de las rutas terrestres y fluviales utilizadas para el tráfico, un mayor uso de aviones privados para el tráfico de drogas y el uso de métodos sin contacto para realizar entregas.

La UNODC también advierte que el covid-19 impulsó servicios de prevención y tratamiento de drogas a través de modelos más flexibles de prestación de servicios. “Muchos países han introducido o ampliado los servicios de telemedicina debido a la pandemia, lo que para los consumidores de drogas significa que los trabajadores de la salud ahora pueden ofrecer asesoramiento o evaluaciones iniciales por teléfono y utilizar sistemas electrónicos para recetar sustancias controladas”, subraya.

También lee: Continúa pleito legal para la aplicación del uso medicinal de cannabis en BC

El análisis sugiere que la pandemia ha traído dificultades económicas cada vez mayores que hagan que el cultivo de drogas ilícitas sea más atractivo para las comunidades rurales. En tanto que el aumento de la desigualdad, la pobreza y las condiciones de salud mental, especialmente entre las poblaciones ya vulnerables, representan factores que podrían empujar a más personas a consumir drogas. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.