ONU: 2022, el año más letal para palestinos en Cisjordania

ONU-GEN ONU-ISRAEL-PALESTINOS (AP)
ONU-GEN ONU-ISRAEL-PALESTINOS (AP)

Este 2022 va camino de convertirse en el año más letal para los palestinos en Cisjordania desde que Naciones Unidas empezó a llevar la cuenta de las víctimas mortales en 2005, dijo el enviado de la ONU para Oriente Medio, quien pidió una acción inmediata para calmar “una situación explosiva” y avanzar hacia la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos.

En su intervención ante el Consejo de Seguridad, Tor Wennesland dijo que “la creciente desesperanza, la ira y la tensión han vuelto a provocar un ciclo letal de violencia que es cada vez más difícil de contener”, y agregó que “demasiadas personas, en su inmensa mayoría palestinos, muerto o han resultado heridas".

La espiral de caos en Cisjordania y la volátil situación actual tienen su origen en décadas de violencia que han hecho mella tanto a israelíes como a palestinos, en la prolongada ausencia de negociaciones y en la incapacidad para resolver los asuntos clave que alimentan el conflicto, indicó el coordinador especial para el proceso de paz en Oriente Medio en su sombrío balance.

Según Wennesland el mensaje que ha enviado en las últimas semanas a los funcionarios y las facciones palestinas, a las autoridades israelíes y a la comunidad internacional ha sido claro: “La prioridad inmediata es trabajar para calmar la situación y revertir las tendencias negativas sobre el terreno”, pero el objetivo debe ser “empoderar y fortalecer a la Autoridad Palestina y avanzar hacia el retorno a un proceso político”.

En el último mes, 32 palestinos, incluyendo seis menores, murieron a manos de las fuerzas de seguridad de Israel y otros 311 resultaron heridos en manifestaciones, enfrentamientos, redadas de detención, ataques y presuntos ataques contra israelíes, apuntó el enviado. En este tiempo, dos efectivos de las fuerzas de seguridad de Israel fallecieron y 25 civiles sufrieron lesiones causadas por palestinos en balaceras y atropellos o por el lanzamiento de piedras y bombas incendiarias, entre otros incidentes.

De acuerdo con Wennesland, en ese mes se ha producido “un aumento de la violencia mortal” que sitúa a 2022 como el año más letal en Cisjordania.

Más de 125 palestinos han pedido la vida en los enfrentamientos entre israelíes y palestinos en Cisjordania y Jerusalén este en lo que va de año. Los choques comenzaron tras una serie de ataques palestinos que dejaron 19 muertos en Israel durante la primavera. Según el ejército, la mayoría de los palestinos muertos eran insurgentes, pero entre las víctimas hay jóvenes que protestaban contra las incursiones y otros civiles.

Las continuadas redadas israelíes en Cisjordania suponen un serio desafío para la Autoridad Palestina, el partido del presidente palestino, Mahmud Abás, que depende de la cooperación en materia de seguridad con Israel, especialmente contra la insurgencia islamista rival, para mantenerse en el poder. Al mismo tiempo, esa colaboración es profundamente impopular entre los palestinos que se quejan de una ocupación israelí que dura ya 56 años.

Israel capturó Cisjordania en la Guerra de los Seis Días de 1967 — además de Jerusalén Este y la Franja de Gaza — y, desde entonces, ha levantado más de 130 asentamientos allí, muchos de los cuales parecen pequeñas ciudades con edificios de apartamentos, centros comerciales y zonas industriales. Los palestinos quieren que los tres territorios conformen su futuro estado independiente.

La mayor parte de la comunidad internacional considera que los puestos avanzados israelíes violan el derecho internacional.