La ONG PAN denuncia que el 30% de los kiwis europeos tiene restos de pesticidas peligrosos

·1  min de lectura

La ONG PAN Europe analizó el uso de 55 pesticidas clasificados como peligrosos por la Unión Europea y encontraron que en el 29% de 97.000 piezas de fruta analizadas había rastros de pesticidas. En 2011 ese porcentaje era del 18%. ¿Qué ha ocurrido en 10 años?

El uso de herbicidas, insecticidas y fungicidas en las frutas ha ido en aumento en la Unión Europea a pesar de tener una legislación cada vez más estricta.

“En 2011, los kiwis estaban casi libres de estas sustancias. Hoy la contaminación llega el 30% de los kiwis. Y es que la eficiencia de estas sustancias se reduce a medida que son utilizadas por lo que se necesita aplicar cantidades más importantes de pesticidas en los cultivos para que funcionen”, asegura a RFI Salomé Roynel, directora de campaña de PAN (Pesticide Action Network) Europe.

Entre las frutas frescas más contaminadas están también las moras (51%), los duraznos o melocotones (45%), fresas (38%) y cerezas y damascos o albaricoques (35%).

En cuanto a la verdura, la contaminación es más baja puesto que están menos expuestos a las enfermedades o los insectos. En 2019, el 13% de las verduras analizadas estaban contaminadas mientras que en 2011 el porcentaje era del 11%, siendo el apio la verdura más contaminada con el 31%.

La ONG cita entre los productos autorizados que tendrían que prohibirse o limitar su eso el fungicida tebuconazol, que es tóxico para la reproducción y del que se han encontrado rastros en cerezas producidas en 2019 en España, entre otros.

Ante el peligro que representan estos pesticidas para el ecosistema y la salud humana, pueden causar cáncer o perturbar la fertilidad, la Unión Europea obliga desde 2011 a los estados miembros a sustituirlos por otros productos.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.