ONG de derechos humanos eleva a 245 los detenidos en Bielorrusia

Agencia EFE
·1  min de lectura

Moscú, 28 mar (EFE).- Al menos 245 personas fueron detenidas este sábado en Bielorrusia, donde la oposición llamó por las redes sociales a manifestarse contra el presidente de ese país, Alexandr Lukashenko, según datos ofrecidos hoy por la ONG bielorrusa de derechos humanos Viasná (Primavera).

Según la ONG, que publicó en su página web la lista de los detenidos con nombres y apellidos, más 220 detenciones se produjeron en la capital bielorrrusa, Minsk, donde las autoridades movilizaron ingentes contingentes policiales para impedir las manifestaciones opositoras.

"¡Volvemos a las calles!", fue la consigna difundida en la redes sociales, que llamaba a los habitantes de la capital bielorrusa a la primera protesta del año contra Lukashenko.

El Comité de Investigaciones del Bielorrusa advirtió de que "las personas que respondan a esos llamamientos y participen en actividades masivas no autorizadas serán sancionadas según el código penal".

Según el Ministerio del Interior, la convocatoria opositora no tuvo éxito, ya que en todo el territorio del país "no se registró ni una sola actividad masiva no autorizada".

"En Minsk se observaron grupos poco numerosos con símbolos ilegales. Algunos de los que protestaban fueron conducidos a dependencias policiales", señaló Interior en su canal de Telegram.

Más de 400 personas han sido condenadas a diversas penas por participar en las manifestaciones que han tenido lugar tras la elecciones presidenciales de agosto pasado, declaradas fraudulentas por la oposición y Occidente.

Las autoridades bielorrusas han reprimido violentamente las protestas y han encarcelado u obligado a emigrar a los principales líderes del movimiento opositor.

Lukashenko, quien lleva al frente del país desde hace más de un cuarto de siglo, ha iniciado un proceso de reforma constitucional con el fin de aplacar las manifestaciones antigubernamentales que desde hace siete meses exigen su renuncia.

(c) Agencia EFE