ONG denuncia el retardo procesal contra policías presos en calabozo de Venezuela

·2  min de lectura

Caracas, 12 nov (EFE).- La ONG venezolana Una Ventana a la Libertad denunció este viernes que ocho funcionarios policiales detenidos en un calabozo del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) llevan más de un año a la espera del procedimiento judicial.

El retraso se produjo, según la organización, por una petición de avocamiento, es decir, una solicitud para que el proceso pasase de los tribunales locales, en Boconó, estado Trujillo -donde están los detenidos-, a una institución jurídica superior.

Tras esta petición de avocamiento, realizada por el entonces alcalde de la localidad, Luis Hidalgo, fallecido poco después, y el síndico procurador municipal, Luis Méndez, el expediente pasó a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Caracas.

Los familiares de los detenidos recordaron, según un comunicado de la ONG, que Yorman M., Carlos G., Franklin A., Adrián M., Omar G., Jean H., Raisy H. y Katherine Q. llevan un año y cuatro meses "tras las rejas, luego de haber sido presentados en la primera audiencia, en la cual se daban 45 días para esclarecer el hecho".

La nota indicó que los reos no se beneficiaron del plan de la "revolución judicial", que implementó el Gobierno venezolano a mediados de junio para reducir el hacinamiento en calabozos policiales, al no estar el expediente en los tribunales locales, sino en Caracas, a donde han pasado las competencias.

Según Una Ventana a la Libertad, los familiares explicaron que uno de los detenidos tiene problemas de salud, pues cuando entró a prisión sufrió un accidente cerebrovascular, lo que lo mantiene en silla de ruedas.

Sin embargo, aclaró que los funcionarios policiales le permiten ir al médico, obtener los medicamentos y las reuniones con su defensa.

"No obstante, solicitan que el proceso se agilice y puedan ser excarcelados. Argumentan que ellos son la principal fuente de ingreso de sus hogares y el delito del cual se les acusa debe ser revisado a profundidad", añadió la ONG.

Los agentes alegan que fueron acusados "injustamente" de irregularidades durante el cumplimiento de la cuarentena radical en los comercios, aunque la nota no ofrece más detalles.

La organización sostuvo que el pasado 20 de agosto, el TSJ declaró inadmisible el avocamiento y los familiares solicitaron que el expediente sea devuelto al estado Trujillo, para que se pueda acelerar el juicio.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.