ONG denuncia intimidaciones del Gobierno a candidatos en las elecciones de Catar

·2  min de lectura

El Cairo, 3 oct (EFE).- Fuerzas del Gobierno de Catar ejercieron presiones e intimidaciones sobre muchos de los candidatos de las primeras elecciones al Consejo de la Shura celebradas el sábado, lo que obligó a casi la mitad de ellos a retirarse, denunció hoy la ONG Centro del Golfo para los Derechos Humanos.

Esta ONG criticó también la ausencia de "poder político sustantivo" de este cuerpo que a priori tendrá unas competencias legislativas limitadas y la ausencia de mujeres entre los ganadores de los dos tercios de sus escaños que se sometían a votación, algo que atribuyó a una legislación electoral basada en criterios tribales.

En este sentido, la ONG dijo haber "confirmado las numerosas a las que fueron sometidos muchos de los candidatos por parte de influyentes fuerzas gubernamentales", entre las que citó a la Oficina de Seguridad del Estado, y que "esta presión y esta intimidación" obligaron a muchos de ellos retirarse el mismo día de la elección.

En concreto, dijo, lo hicieron 101 de los 223 que se presentaban para los 30 puestos en el Consejo de la Shura que estaban en juego en las primeras elecciones legislativas celebradas en Catar, aunque las autoridades cataríes no informaron de ninguna renuncia.

Dicho consejo, cuyos otros 15 miembros serán elegidos por el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, y en teoría tendrán capacidades legislativas, supervisarán al Gobierno y aprobaran los presupuestos generales, aunque no podrán intervenir en ciertos cuerpos de asesoría del emir como los consejos supremos de Defensa, Seguridad Nacional o Asuntos Económicos.

Sin embargo, el Centro del Golfo cuestionó el poder real de este cuerpo legislativo, ya que "sus decisiones pueden ser fácilmente revertidas por un decreto del emir".

La ONG también lamentó que ninguna de las 23 mujeres que se presentaron como candidatas hubiera logrado un escaño, algo que atribuyó a las leyes electorales decretadas hace dos meses por el emir, que definen los distritos en base a criterios tribales.

Esta legislación, acusó, "es la principal razón de la marginación de las mujeres y de otros grupos de la sociedad en Catar".

Anteriormente, esta organización ya había denunciado que la ley electoral catarí limita el derechos a ser candidato a quienes tiene la nacionalidad "original" desde el año 1990, mientras que a aquellas personas que la han adquirido solo se les permite votar si su abuelo es catarí y ha nacido en el país.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.