Una ONG denuncia un "genocidio viral" en Nicaragua y pide la intervención de la OMS

Agencia EFE

San José, 18 may. (EFE).- La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) denunció este lunes que el Gobierno de Nicaragua está cometiendo un "genocidio viral" con la falta de medidas ante la pandemia del COVID-19, una situación ante la que la organización pidió la intervención de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El secretario ejecutivo de la ANPDH, Álvaro Leiva, quien vive asilado en Costa Rica, dijo a Efe que el Gobierno del mandatario Daniel Ortega y su pareja Rosario Murillo, "están actuando de manera irresponsable y negligente" al no tomar medidas preventivas ante la pandemia.

"En Nicaragua lo que se ha dado al día de hoy es un genocidio viral. Lo enmarcamos dentro del dolo y la mala intención del régimen Ortega Murillo en donde todos los actos apuntan al desarrollo del contagio masivo de la población indefensa", afirmó Leiva.

El activista dijo que la ANPDH ya ha presentado una denuncia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y además ha solicitado la intervención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) o de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

"Queremos emplazar públicamente a la OMS y la OPS a fin de que estas organizaciones den una explicación satisfactoria por su indiferencia y el silencio ante la alarmante situación de desprotección que vive el pueblo nicaragüense", declaró Leiva.

El defensor de derechos humanos aseguró que esas organizaciones deben presionar al Gobierno de Ortega para que brinde los "datos reales de la crisis".

El Observatorio Ciudadano, que localiza de forma independiente casos de COVID-19 no reconocidos por las autoridades de Nicaragua, registra 233 muertos y 1.270 los casos sospechosos.

El Gobierno nicaragüense reconoce únicamente 25 contagios y ocho fallecidos, desde que la pandemia ingresó oficialmente al país, a mediados de marzo pasado.

El Ejecutivo ha sido criticado por diversos sectores por promover numerosos eventos masivos y aglomeraciones a contracorriente de las recomendaciones de la OMS, y por no establecer restricciones ni suspendido las clases en medio de la pandemia.

Leiva aseguró que a estas alturas "el nivel de contaminación que tiene el pueblo nicaragüense entró a su fase más alta" y que es imposible llevar un control preciso de los enfermos y muertos.

"Lanzamos un S.O.S. a la comunidad internacional y a los organismos internacionales para que pongan sus ojos sobre Nicaragua ante la inoperancia del régimen", dijo.

Leiva afirmó que el Gobierno de Ortega está ejerciendo una "conducta criminal de un régimen dictatorial que tiene gravísimas consecuencias para los demás países de Centroamérica, especialmente Costa Rica".

El Congreso costarricense envió la semana pasada una carta a la OPS para que efectúe una evaluación de la situación de la pandemia en Nicaragua, texto que el Legislativo nicaragüense, dominado por el sandinismo afín a Ortega, rechazó con una serie de insultos.

Este lunes un grupo de nicaragüenses se manifestó en las afueras del Congreso costarricense para apoyar la gestión de los diputados ante la OPS y para denunciar la falta de medidas en Nicaragua.

Costa Rica reporta hasta este lunes 866 casos acumulados de COVID-19, de los cuales 575 ya se han recuperado, 281 están activos y 10 personas han fallecido.

(c) Agencia EFE