La ruptura de un dique en Países Bajos obliga a evacuar varios barrios

·2  min de lectura

La Haya, 16 jul (EFE).- La ruptura de un dique en Meerssen, en la provincia neerlandesa de Limburgo, ha obligado a evacuar varios vecindarios y un hospital en la misma región está siendo desalojado como precaución, por temores al desbordamiento del río Mosa, que ha alcanzado ya su nivel de agua más alto desde 1911.

Las autoridades están pidiendo a los vecinos de cuatro barrios de Meerssen, en el sur de Países Bajos y cerca de la frontera con Bélgica, que abandonen sus casas lo antes posible porque el agua ha hecho un agujero de 1 metro cuadrado en el dique de uno de los canales, que puede agrandarse en las próximas horas y hacer que el agua arrase varios vecindarios, según las autoridades de seguridad regional.

Según la televisión neerlandesa NOS, las sirenas por alarma de seguridad están sonando en la zona para advertir a los residentes de que sus barrios corren el riesgo de inundarse y que busquen refugio lejos de sus casas.

Más al norte de Limburgo, varias unidades del Ejército neerlandés se están trasladando a la zona para prestar ayuda a las áreas más afectadas y reforzar los diques, mientras que, en el sur, en el municipio de Valkenburg, un centenar de soldados siguen activos, entre otras cosas, construyendo un puente temporal sobre el río Geul.

En Venlo, un hospital está siendo evacuado como medida de precaución “para evitar cualquier posibilidad de inundación” debido al alto nivel de agua alcanzado por el río Mosa, y en torno a 200 pacientes de urgencias serán trasladados a hospitales cercanos a partir de esta tarde, según un comunicado del comité regional de seguridad.

El hospital permanecerá cerrado hasta el próximo lunes.

En una alerta, el comité aseguró también que el nivel alto de agua en el Mosa, a su paso por Roermond y Venlo -en el norte de la provincia- se espera antes de lo previsto anteriormente, entre esta tarde y la próxima madrugada.

Además, también se urgió a los habitantes de las aldeas cercanas, Aijen y Bergen, a abandonar sus casas lo antes posible en busca de un refugio seguro “antes del atardecer, como muy tarde”, porque estas poblaciones podrían ser inaccesibles para los servicios de emergencia si aumenta aún más el nivel del río.

“Si decides quedarte en tu casa, lo haces bajo tu propio riesgo y tu propia responsabilidad”, advirtió el alcalde de Bergen, Manon Pelzer.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.