Once: la Cámara de Casación confirmó la condena de Julio De Vido

Candela Ini
·2  min de lectura
La Cámara de Casación confirmó el fallo que había condenado a Julio De Vido por fraude al Estado, pero no lo encontró culpable de las 51 muertes; lo inhabilitó de por vida para ejercer cargos públicos
Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó la condena de Julio De Vido a cinco años y ocho meses de prisión por la tragedia ferroviaria de Once.

El fallo fue emitido por la sala III del máximo tribunal penal del país, con las firmas de los jueces Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Gustavo Hornos. Con esta decisión ratificó la condena contra el exministro de Planificación por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública.

Cierre de fronteras: el Gobierno monitorea país por país para evitar el bloqueo total

El fallo que había condenado a De Vido en octubre de 2018 estuvo bajo estudio del máximo tribunal penal del país durante un año y medio.

En septiembre pasado, la Corte Suprema dejó firmes las condenas del exsecretario de Transporte Juan Pablo Schiavi y una veintena de acusados por la tragedia ferroviaria que causó la muerte de 52 personas. La condena de Ricardo Jaime todavía debe ser revisada por la Casación. Todos ellos habían sido condenados el 2015.

En el segundo tramo del juicio, ocurrido en 2018, De Vido resultó absuelto por el estrago culposo, uno de los delitos que se le imputaron y por el que fue condenado el maquinista Marcos Córdoba.

Hoy, la Casación resolvió en el mismo sentido con la disidencia de Hornos, que consideró -en minoría- que De Vido también debía ser condenado como autor del delito de estrago culposo. Dijo en su voto que la tragedia de Once se desarrolló como una consecuencia directa de la conducta del exministro, quien, a través de su pasividad, contribuyó al resultado fatal.

La tragedia de Once

La tragedia de Once ocurrió el 22 de febrero de 2012, cuando un ferrocarril de la línea Sarmiento chocó contra el andén de la estación Once y provocó la muerte de 52 personas y heridas a más de 780.

En el pronunciamiento de hoy la Casación también apartó a la Oficina Anticorrupción (OA) del expediente, con el argumento de que la propia OA había desistido, el pasado 20 de octubre, de seguir interviniendo en este caso cuando abandonó la querella en las causas penales por corrupción.

Julio De Vido está en libertad y nunca estuvo detenido por esta causa. Estuvo preso en el penal de Marcos Paz con prisión preventiva por los casos Río Turbio, cuadernos y por la causa conocida como "gas licuado", pero en diciembre del año pasado se le concedió el arresto domiciliario y finalmente, en marzo de este año, fue excarcelado.