OMS respalda uso mascarillas en vuelos largos ante rápida propagación variante ómicron en EEUU

FOTO DE ARCHIVO. Los pasajeros caminan por el área de llegadas internacionales de la Terminal 5 en el aeropuerto Heathrow de Londres, Inglaterra

LONDRES, 10 ene (Reuters) - Los países deberían considerar recomendar a los pasajeros que usen mascarillas en vuelos de larga distancia para contrarrestar la última subvariante ómicron de COVID-19 dada su rápida propagación en Estados Unidos, dijeron el martes funcionarios de la Organización Mundial de la Salud.

En Europa, la subvariante XBB.1.5 se está detectando en cantidades pequeñas pero crecientes, aseguraron funcionarios de la OMS para Europa en una conferencia de prensa.

Se debe recomendar a los pasajeros que usen mascarillas en entornos de alto riesgo, como vuelos de larga distancia, dijo la funcionaria principal de emergencias de la OMS para Europa, Catherine Smallwood, y agregó que "esta recomendación debe hacerse a los pasajeros procedentes de cualquier lugar donde haya una transmisión generalizada del COVID-19".

La subvariante XBB.1.5, la subvariante de ómicron más transmisible que se ha detectado hasta ahora, representó el 27,6% de los casos de COVID-19 en Estados Unidos durante la semana que finalizó el 7 de enero, dijeron funcionarios de salud de ese país.

No está claro si XBB.1.5 causará su propia ola de infecciones en todo el mundo. Las vacunas actuales continúan protegiendo contra los síntomas graves, la hospitalización y la muerte, según los expertos.

"Los países deben mirar la base de evidencia para las pruebas previas a la salida", señaló Smallwood, agregando que era crucial no quedar "sorprendidos" por un enfoque exclusivo en un área geográfica en particular.

Si se consideran medidas de viaje, dijo, "nuestra opinión es que las medidas de viaje deben implementarse de manera no discriminatoria".

Eso no significa que la agencia recomiende la prueba de los pasajeros que vienen de Estados Unidos en esta etapa, agregó.

Las medidas que se pueden tomar incluyen la vigilancia genómica y la orientación de los pasajeros que llegan de otros países, siempre que no desvíe los recursos de los sistemas de vigilancia nacionales. Otros ejemplos incluyen sistemas de monitoreo de aguas residuales que pueden observar las aguas residuales alrededor de los puntos de entrada, como los aeropuertos.

XBB.1.5 es otro descendiente de ómicron, la variante más contagiosa del virus que causa el COVID-19 y que ahora es globalmente dominante. Es una rama de XBB, detectada por primera vez en octubre, que en sí misma es un recombinante de otras dos subvariantes de ómicron.

(Reporte de Natalie Grover en Londres; Editado en Español por Flora Gómez y Manuel Farías)