La OMS, en la mira: EE.UU. y otros 13 países criticaron su informe sobre el origen del coronavirus

Rafael Mathus Ruiz
·4  min de lectura
El personal de seguridad monta guardia frente al Instituto de Virología de Wuhan, donde los miembros del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) investigaron los orígenes del coronavirus
Hector Retamal

WASHINGTON.- Estados Unidos y otros 13 países le dieron una crítica y áspera recepción a un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que estiró los interrogantes el origen de la pandemia, al dejar por sentado sus “preocupaciones compartidas” porque la investigación “se retrasó significativamente y no tuvo acceso a datos y muestras originales y completos”, una crítica solapada a China, en la mira de Occidente por su falta de transparencia.

El mensaje, difundido en Washington por el Departamento de Estado, se conoció casi a la par de que se difundieran las conclusiones de un estudio de la OMS, que dejó las dudas sobre el surgimiento del coronavirus en Wuhan, China, que desató la peor crisis de salud del último siglo. El comunicado, que señala a China sin mencionar al país asiático, fue firmado por los gobiernos de Estados Unidos, Australia, Canadá, la República Checa, Dinamarca, Estonia, Israel, Japón, Letonia, Lituania, Noruega, Corea del Sur, Eslovenia y el Reino Unido.

Un escándalo por la compra de Sputnik V derriba a un primer ministro europeo

El informe de la OMS, elaborado por un equipo de 34 expertos chinos e internacionales, indicó que la hipótesis de que el coronavirus surgió del Laboratorio de Virología de Wuhan a raíz de una fuga era muy poco probable, y consideró que el patógeno probablemente había pasado de los murciélagos a los humanos a través de un animal intermediario. Pero el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió una investigación más profunda, no descartó la hipótesis del laboratorio y dijo que los expertos habían tenido problemas de acceso a la información en China.

Tedro dijo que una posible fuga “requiere más investigación, posiblemente con misiones adicionales que involucren a expertos especializados”.

Estados Unidos y los 13 países que se sumaron al comunicado reclamaron una mayor transparencia para la próxima fase de la investigación. China, según la crítica de varios gobiernos occidentales, no ha cooperado lo suficiente y ha sido poco transparente a la hora de proveer acceso e información para determinar cómo surgió la pandemia.

En esta foto de archivo tomada el 24 de enero de 2020, un guardia de seguridad se encuentra frente al mercado mayorista de mariscos de Huanan, donde se detectó el coronavirus por primera vez en Wuhan
Hector Retamal


En esta foto de archivo tomada el 24 de enero de 2020, un guardia de seguridad se encuentra frente al mercado mayorista de mariscos de Huanan, donde se detectó el coronavirus por primera vez en Wuhan (Hector Retamal/)

“La misión de la OMS es fundamental para promover la salud mundial y la seguridad sanitaria, y apoyamos plenamente a sus expertos y personal y reconocemos su incansable trabajo para poner fin a la pandemia de Covid-19, incluida la comprensión de cómo comenzó y se propagó la pandemia”, afirma el comunicado. El párrafo más importante viene después de esa definición: “Con un mandato tan importante, es igualmente esencial que expresemos nuestras preocupaciones compartidas de que el estudio de expertos internacionales sobre la fuente del virus SARS-CoV-2 se retrasó significativamente y no tuvo acceso a datos y muestras originales y completos”.

Cambio de nombre: la vacuna de AstraZeneca fue bautizada “Vaxzevria”

“Compartimos estas preocupaciones no solo para el beneficio de aprender todo lo que podamos sobre los orígenes de esta pandemia, sino también para abrir un camino hacia un proceso oportuno, transparente y basado en evidencia para la próxima fase de este estudio, así como para la próxima crisis de salud”, afirmaron.

Falta de cooperación

Luego de la difusión del comunicado, la Casa Blanca apuntó contra Pekín por una falta de cooperación con el equipo de científicos que trabajó en el estudio del origen del virus. “No han sido transparentes, no han aportado datos subyacentes, eso ciertamente no califica como cooperación”, dijo la vocera presidencial, Jen Psaki, al referirse a China.

Psaki dijo además que el informe de la OMS no lleva a “un conocimiento mayor” o una mejor comprensión sobre el origen de la pandemia de la que existía hace seis o nueve meses, y tampoco descarta alguna de las hipótesis acerca de cómo se desató la crisis.

El comunicado conjunto liderado por Estados Unidos remarcó que la OMS y todos los países miembros “deben renovar su compromiso con el acceso, la transparencia y la puntualidad”.

“Es fundamental que los expertos independientes tengan acceso completo a todos los datos, investigaciones y personal pertinentes humanos, animales y ambientales, así como al personal involucrado en las primeras etapas del brote que sean relevantes para determinar cómo surgió esta pandemia”, reclaman los gobiernos en su mensaje.