La OMS lamenta que el 95% de las vacunas se concentre en 10 países

LA NACION
·2  min de lectura

COPENHAGUE.- Es necesario que "todos los países capaces de contribuir, dar y apoyar el acceso y el despliegue justos de las vacunas lo hagan", sentenció el director regional para Europa de la OMS, Hans Kluge, tras develar que, hasta ahora, el 95% de las dosis contra el coronavirus han sido utilizadas en 10 países.

El director exigió solidaridad al continente europeo teniendo en cuenta el elevado porcentaje de dosis administradas en el mundo concentrado únicamente en 10 países, que Kluge no reveló. Según Our World in Data, se trata de Estados Unidos, China, Reino Unido, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Italia, Rusia, Alemania, España, y Canadá.

Kluge remarcó los "enormes" esfuerzos de la OMS y sus socios para lograr que cada país obtenga la vacuna. En poco más de un mes, se inyectaron aproximadamente 28 millones de dosis en unos 46 países, según declaró el miércoles Michael Ryan, el director de emergencias de la OMS.

En una conferencia de prensa, Kluge se refirió hoy a las nuevas cepas del virus detectadas en especial en Reino Unido y en Sudáfrica como una "situación alarmante", por su rapidez de propagación. El llamado fue lanzado en un momento en el que se han detectado casos relacionados con esta nueva variante en 25 países en la región europea. Irlanda es al día de hoy el país con la mayor tasa de transmisión de coronavirus en el mundo.

Coronavirus. África, a la deriva: las primeras dosis de las vacunas llegarían en semanas o meses

"Con una transmisibilidad mayor y una gravedad de la enfermedad similar, la variante suscita preocupación: sin un mayor control para frenar la propagación, habrá un mayor impacto en los centros de salud, casi desbordados y bajo presión", explicó el director para la región Europa.

Ante la preocupación, la clave es mantenerse optimista, ya que "el 2021 será otro año de coronavirus, pero será un año más previsible, la situación será más fácil de controlar", aseguró Kluge.

La "equidad" es el principio guía clave para la administración de la vacuna contra el coronavirus en el mundo, según comentó en su cuenta de twitter Kluge.

Agencias ANSA y AFP