La OMS ‘desconoce la gran crisis’ de covid-19 en Corea del Norte; China ofrece su ayuda

·5  min de lectura

HASTA AHORA, la Organización Mundial de la Salud desconoce lo que el líder supremo norcoreano Kim Jong Un describió como un importante percance que pudo haber puesto en riesgo la lucha de su país para mantener al covid-19 fuera de sus fronteras fuertemente vigiladas.

“La OMS desconoce cualquier informe en relación con un grave incidente provocado por un error en las medidas antiepidémicas, fuera de la información compartida por los medios”, dijo a Newsweek un vocero del organismo.

“Con base en la más reciente actualización sobre el covid-19 proporcionada por el gobierno a la OMS (hasta el 24 de junio), aún no hay casos reportados de covid-19 en la RPD de Corea”, añadió el vocero, utilizando un acrónimo que se refiere al nombre oficial de Corea del Norte, República Popular Democrática de Corea.

Esta es una de las cinco naciones del mundo que aún no informan sobre ningún caso de covid-19, junto con el país asiático autoritario de Turkmenistán y las naciones insulares de Nauru, Tonga y Tuvalu.

También lee: Corea del Norte insiste en que no tiene ningún caso de covid-19

Sin embargo, han surgido preocupaciones de que esta ausencia de casos pudiera estar en peligro, pues en las primeras horas de este miércoles, hora local, Kim arremetió contra varios funcionarios, en la segunda reunión ampliada del Buró Político del Octavo Comité Central del gobernante Partido del Trabajo de Corea.

La Agencia Central de Noticias, que es el organismo noticioso oficial de Corea, informó que el líder “mencionó que funcionarios de alto nivel a cargo de importantes asuntos de estado descuidaron la implementación de las importantes decisiones del Partido relacionadas con la aplicación de medidas organizacionales, institucionales, materiales, científicas y tecnológicas según lo requerido en la prolongada campaña gubernamental de emergencia para la prevención de la epidemia vinculada con la crisis sanitaria mundial, lo que provocó una gran crisis en la capacidad de garantizar la seguridad del Estado y del pueblo, lo que implica graves consecuencias”.

Kim no especificó la naturaleza ni el alcance del incidente en cuestión, pero sí identificó los que, en su opinión, fueron los factores que condujeron a él.

El líder “analizó en términos claros que un importante factor que frenó e impidió la implementación de las importantes tareas analizadas y decididas en el Congreso del Partido y en las reuniones plenarias del Partido es la incapacidad y la irresponsabilidad de los cuadros, y llamó a realizar una campaña más agresiva en todo el Partido contra las fallas ideológicas y contra todo tipo de elementos negativos que surjan entre los cuadros”, informó la agencia noticiosa.

EL COVID-19 PUDO HABER ENTRADO DESDE HACE ALGÚN TIEMPO

Corea del Norte ya había mostrado su temor ante el covid-19, y en los medios de la vecina Corea del Sur han surgido informes previos donde se citaban fuentes anónimas que afirman que el covid-19 pudo haber entrado ya en Corea del Norte desde hace algún tiempo.

Sin embargo, el estricto control de esa nación sobre el flujo de información ha dificultado establecer la veracidad de esas afirmaciones. Lo que se sabe es que en toda Corea del Norte siguen vigentes las estrictas medidas de confinamiento y cuarentena.

Los efectos prolongados de la pandemia en la RPDC han exacerbado una situación económica que ya era difícil, en la que el lenguaje utilizado por Kim podría insinuar que el país está en peligro de sufrir una hambruna.

En abril pasado, Kim se refirió a una situación económica “peor que nunca” en su país, y le dijo a la población que debía prepararse para una “ardua marcha”. Este término tiene un significado especial en Corea del Norte, donde se ha usado históricamente y casi de manera exclusiva para referirse a un colapso en el suministro de alimentos, desencadenado anteriormente por inundaciones, malos manejos y la caída de su aliada, la Unión Soviética, cuando el padre de Kim, Kim Jong Il, tomó las riendas de manos de su propio padre, el fundador de la nación Kim Il Sung, en 1994.

Te interesa: Kim Jong Un anticipa tiempos sociales “difíciles” para Corea del Norte

La crisis pone a prueba la ferozmente independiente doctrina Juche de Corea del Norte, mientras la pandemia y el fracaso de las conversaciones de paz con Estados Unidos y Corea del Sur, realizadas en años recientes, han llevado una vez más a Pionyang a dirigir sus políticas hacia el interior.

Desde el Octavo Congreso del Partido, realizado en enero, Kim ha enfatizado la necesidad de fortalecer y expandir las relaciones exteriores, insistiendo recientemente en la importancia de reforzar los lazos con los países vecinos China y Rusia.

En una conferencia de prensa realizada el miércoles, cuando se le preguntó sobre la mención de Kim sobre una “gran crisis”, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, elogió la relación entre Pekín y Pionyang.

Te recomendamos: Tras amenaza de ‘confrontación’, EU ofrece reunirse con Corea del Norte ‘en cualquier lugar’

“China y la RPDC son vecinos amistosos unidos por montañas y ríos”, dijo Wang. “Respetamos las medidas contra la epidemia que la RPDC ha establecido con base en sus realidades nacionales, y deseamos que le faciliten el avance en todos sus esfuerzos”.

Asimismo, hizo énfasis en el constante compromiso de China de apoyar a Corea del Norte.

“China y la RPDC tienen una larga tradición de ayuda mutua en tiempos de necesidad”, dijo Wang. “China está lista para considerar positivamente el suministro de ayuda a la RPDC en caso de que se presente esa necesidad”. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.