OMS: Consumo excesivo de alcohol mató a 3 millones en 2016

En esta imagen del 27 de noviembre de 2012, una mujer revisa las botellas de vino importado en un supermercado de Beijing. (AP Foto/Alexander F. Yuan, Archivo)

GINEBRA (AP) — Más de tres millones de personas, en su mayoría hombres, murieron en 2016 por consumo excesivo de alcohol, informó el viernes la Organización Mundial de la Salud.

La agencia de salud de Naciones Unidas también advirtió que las políticas de respuesta actuales no son suficientes para revertir las tendencias que pronostican un incremento en el consumo durante los próximos 10 años.

Alrededor de 237 millones de hombres y 46 millones de mujeres enfrentan problemas con el alcohol, con Europa y América encabezando la lista, indicó la OMS en un nuevo reporte. Europa tiene el mayor consumo de alcohol per cápita en el mundo, a pesar de que la cifra se redujo en un 10% desde 2010.

Alrededor de la tercera parte de las muertes relacionados con el alcohol fueron resultado de lesiones, incluyendo choques de auto y heridas autoinfligidas, mientras que alrededor del 20% se debió ya sea a desórdenes digestivos o enfermedades cardiovasculares. Enfermedades infecciosas, cáncer, padecimientos mentales y otros problemas de salud aparecen entre las demás causas.

“Demasiadas personas, sus familiares y comunidades sufren las consecuencias del uso dañino de alcohol a través de la violencia, lesiones, problemas de salud mental y enfermedades como cáncer y derrames”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. “Es hora de aumentar las medidas para evitar esta seria amenaza al desarrollo de las sociedades saludables”.

El consumo diario promedio de alcohol por persona es de dos copas de vino, una botella grande de cerveza o dos tragos de licor. A nivel global, actualmente hay alrededor 2.300 millones de personas que consumen alcohol.

El reporte, el tercero en una serie después de los realizados en 2010 y 2014, se basa en información de 2016. La OMS dice que las tendencias y proyecciones apuntan a un anticipado incremento en el consumo global per cápita durante la próxima década, en especial en el sureste de Asia y el continente americano.

“Las medidas de respuesta que están vigentes en la actualidad definitivamente no son suficientes para revertir las tendencias que observamos en varias partes del mundo, o para mejorar la situación de manera significativa”, dijo el doctor Vladimir Poznyak, coordinador de la unidad de manejo de abuso de sustancias de la OMS.

“Cuando observamos las tendencias de consumo de alcohol en varios países desde 2000, se pueden ver altibajos — que se determinan por distintos factores”, comentó Poznyak, citando los niveles de desarrollo social, crisis económicas, medidas políticas y tendencias culturales de los distintos países.

Indicó que, por ejemplo, los datos revelaron que el consumo de alcohol tiende a caer en países que enfrentan una crisis económica.

“Es imperativo que los gobiernos establezcan medidas que puedan mitigar los daños relacionados con este incremento”, declaró Poznyak.