OMC mejora panorama de comercio global en 2021, pero COVID-19 persiste como riesgo

·2  min de lectura
Foto de archivo del logo de la OMC en Ginebra

GINEBRA, 31 mar (Reuters) - La Organización Mundial del Comercio (OMC) revisó ligeramente al alza sus previsiones sobre el crecimiento global del intercambio de bienes este año, pero dijo que las perspectivas se vieron empañadas por los riesgos en el lanzamiento de vacunas contra el coronavirus y la posible aparición de cepas resistentes a las inoculaciones.

La directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, afirmó en una conferencia de prensa el miércoles que las vacunas le habían dado al mundo la oportunidad de detener la enfermedad y reactivar la economía.

"Pero esta oportunidad podría desperdiciarse si un gran número de países y personas no tienen el mismo acceso a las vacunas", aseguró.

La OMC dijo el miércoles que espera que el comercio de bienes crezca este año a nivel mundial en 8%, después de haber declinado en 5,3% en 2020. Las cifras se comparan con las estimaciones de octubre de una expansión de 7,2% para 2021 y un descenso de 9,2% en 2020.

La organización con sede en Ginebra sostuvo que el crecimiento del comercio debería desacelerarse a 4% en 2022, puesto que los efectos de la pandemia seguirán percibiéndose en la actividad.

La OMC dijo además que los riesgos a corto plazo estaban "firmemente a la baja" y que se centraban en factores relacionados con la pandemia.

El ente comercial detalló también que la distribución acelerada de vacunas y la flexibilización más rápida de los confinamientos podrían agregar 2,5 puntos porcentuales al comercio, que luego volvería a su tendencia prepandémica en el cuarto trimestre.

Sin embargo, la deficiente implementación de vacunas y las nuevas variantes podrían reducir el crecimiento del comercio en casi 2 puntos porcentuales.

Okonjo-Iweala planea reunirse con fabricantes de vacunas y grupos civiles a mediados de abril para comprender cómo se podría expandir la producción de vacunas, particularmente en los mercados emergentes, y cómo se podría extender la inversión en el futuro.

"Creo que para la próxima pandemia no debemos volver a pasar por esto. Ya no podemos esperar que los países pobres hagan cola esperando recibir las vacunas", dijo.

A mediano y largo plazo, la deuda pública y los déficits también podrían influir en el crecimiento económico y el comercio, especialmente en los países en desarrollo que están muy endeudados.

El descenso del crecimiento del comercio el año pasado fue mucho menos sombrío de lo previsto anteriormente. La mejora hacia fines de 2020 se debió en parte al anuncio de nuevas vacunas a fines de noviembre, lo que aumentó la confianza.

(Reporte de Philip Blenkinsop. Editado en español por Marion Giraldo y Rodrigo Charme)