"Olvidan" ley mercantil para castigar terapias de conversión sexual

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 18 (EL UNIVERSAL).- Dado que en el proyecto de dictamen sobre reformas al Código Penal, para castigar a quien conmine o imparta Terapias de Conversión Sexual, no tiene contemplado hacer ajustes en las leyes de Salud y Mercantiles, los diputados locales, muy a su pesar, aceptaron que el próximo lunes continuarán con el análisis del proyecto, aunque declararon sesión permanente.

Antes que se integrará a la reunión virtual de las comisiones unidas de Igualdad de Género y Administración y Procuración de Justicia del Congreso local, el presidente de ésta última, Eduardo Santillán Pérez, los demás legisladores, sobre todo de Morena, PT y PVEM, no así los del PAN y PRD, acordaron reunirse este martes para preparar el dictamen y presentarlo ante el Pleno, para aprovechar la reunión presencial.

Sin embargo, la propuesta se les vino abajo, pese a la urgencia, según ellos, "porque el Congreso local apruebe este tema de gran importancia", luego que Santillán Pérez comentó que para pedir reformas penales sobre ese tema, deben apoyarse en los ajustes a otras leyes, "lo cual no contempla el proyecto", estableció el morenista.

En sesión virtual, el morenista consideró prudente hacer una revisión a profundidad de la iniciativa con proyecto de decreto que reforma el Código Penal para el Distrito Federal, para que la regulación no solo contemple el ámbito penal, sino también abarque las leyes de Salud y Establecimientos Mercantiles, "y desde ahí prohíban este tipo de prácticas que violentan los derechos de las personas", afirmó.

Explicó que "primero debe existir la prohibición para que a partir de ahí la violación a ésta implique la sanción penal. El hecho de que no exista previamente la prohibición, sí pondría en una situación compleja, porque no podríamos decir que solamente la materia penal, el derecho penal, es el que tendría que llenar vacíos en el ámbito de la salud y en el ámbito administrativo", insistió.

De esta forma, profundizó Santillán Pérez, no se tendría una excesiva carga en el ámbito penal al regularse las instancias previas, y si en ellas se incumple, ya puede actuar la autoridad sancionadora.

Pese a ello, el morenista Carlos Hernández Mirón propuso que este mismo día hicieran los ajustes necesarios al proyecto de dictamen, "para que mañana (martes) lo presentemos ante el Pleno. Debemos considerar que urge aprobar este tema, en beneficio de estos ciudadanos", pero sus reclamos fueron en vanos.

El propósito de la reunión virtual, a la que asistieron también –virtualmente-, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) capitalina, Nashieli Ramírez; Armando Ocampo, comisionado de Atención a Víctimas de la Ciudad de México; y Geraldina González, titular del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), es para aprobar el dictamen.

Los legisladores aclararon que el proyecto establece penas de dos a ochos años de cárcel y 80 horas de trabajo para la comunidad, por tratamientos de reconversión para corregir la orientación sexual e identidad de género de las personas, como lo propuso el diputado de Morena, Temístocles Villanueva Ramos, al que le realizarán cambios.

En tanto, la presidenta de la Comisión de Equidad de Género, Paula Soto Maldonado, reconoció que al haber recibido observaciones puntuales al dictamen, "es conveniente darse un tiempo para el análisis", pero subrayó la necesidad de sacar lo más pronto posible la legislación en medio de un panorama en el que ya está claro quienes están a favor y en contra del proyecto.