Oleoducto Transandino, vulnerable por ataques en Colombia

CÉSAR GARCÍA

BOGOTÁ (AP) — La petrolera estatal colombiana, Ecopetrol, informó el lunes que está a punto de terminar las reparaciones de un tramo del oleoducto Transandino, el segundo más importante del país, luego de que el fin de semana fuera afectado con explosivos que dejaron pérdidas materiales y afectaciones al medio ambiente.

El ataque ocurrió en la zona de Orito, departamento del Putumayo, al sur del país, ocasionando un derrame de crudo que afectó una fuente de agua. Para tratar de contenerlo, una brigada de 15 operadores instaló una barrera de contención y dos tanques portátiles de almacenamiento para extraer el material derramado.

Ecopetrol señaló a The Associated Press que, al momento del atentado, el bombeo estaba suspendido en el tramo afectado debido a que se realizaban reparaciones de la tubería.

Las autoridades atribuyeron el ataque a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), pero hasta ahora el grupo guerrillero no se ha pronunciado.

En menos de quince días, el oleoducto Trasandino ha sido afectado en tres oportunidades y 19 en lo que va del año.

El Transandino transporta el crudo producido en los departamentos de Putumayo y Nariño hacia el puerto de Tumaco, en el Pacífico colombiano.

El principal oleoducto colombiano, Caño Limón-Coveñas --que tiene 780 kilómetros de longitud y transporta unos 80.000 barriles de crudo diarios desde la frontera con Venezuela hasta la costa del Caribe--, fue blanco de 89 atentados el año pasado y 35 en lo que va de 2019. Todos se atribuyen al ELN.

El presidente Iván Duque ha dicho en varias oportunidades que la escalada violenta del ELN demuestra que el grupo no tiene voluntad de paz, por lo que los diálogos están suspendidos.

Desde julio del año pasado, el ELN ha realizado varios atentados, especialmente contra militares y policías, además de secuestros y ataques contra la infraestructura petrolera.

La guerrilla nació en 1965 como un proyecto político inspirado en la revolución cubana y actualmente cuenta con más de 1.700 combatientes, según dijo a la AP recientemente el comandante del ejército, general Nicacio Martínez.

Entre tanto, el Ejército colombiano informó el lunes en un comunicado que en una zona del departamento de Arauca, nordeste del país y cerca de los oleoductos, presuntos disidentes de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), atacaron con explosivos a un grupo militares que vigilaban esa zona, matando a un soldado e hiriendo a otro militar y a un civil, quienes fueron llevados a un centro médico, donde se recuperan de las heridas recibidas, según el parte.