¡Ole! Paella hecha por robot recibe visto bueno de maestra paellera

·2  min de lectura
La cocinera María Muñoz observa cómo un robot creado por las empresas españolas br5 y Mimcook hace una paella durante una demostración en un almacén en San Fernando de Henares

MADRID, 21 mayo (Reuters) - ¿Puede un robot cocinar una paella tan buena como la de un chef español? Sí, según una maestra paellera que lo ha probado.

La empresa española BR5 ha desarrollado un robot capaz de cocinar uno de los platos más conocidos de la cocina del país europeo. El producto ya ha suscitado el interés de algunas cadenas hoteleras y complejos turísticos fuera de Iberia.

"Por supuesto que un arroz que hagamos nosotros en familia un domingo nunca nos va a saber igual (...), no pretendemos llegar a eso. Lo que pretendemos es que podamos viajar por el mundo y que el arroz que te puedas comer en nuestro país te lo puedas comer en cualquier otra parte", dijo a Reuters el fundador de BR5, Enrique Lillo.

Algunos parques de atracciones y complejos turísticos de Japón ya tienen su propio robot de paellas, añadió Lillo.

Pero también es algo que puede gustar a los locales.

"En mi opinión es una herramienta estupenda, y un '¡Ole!' para quien lo haya desarrollado, desde luego, porque me ha encantado", declaró María Muñoz, paellera y directora de la escuela de gastronomía "Cocinea" tras probar el plato.

El robot consta de un fogón controlado electrónicamente y un brazo mecánico que coloca los ingredientes salteados sobre la paellera, añade el arroz y lo remueve con una espumadera antes de verter el caldo de pescado.

Todos los ingredientes tienen que estar preparados de antemano y ya están medidos para una paella. Una vez que todos los ingredientes están en la sartén, el robot la remueve y agita constantemente hasta que está hecha.

Muñoz sostuvo que sería muy útil para los restaurantes porque ayuda a hacer más paellas a la vez.

"Si sólo tienes un maestro paellero te da para hacer como mucho 20, no mas, porque es que es una locura, sobre todo darle el punto final a la paella", añadió.

(Reporte de Silvio Castellanos y Susana Vera Escrito de Emma Pinedo y Cristina Galán Edición de Gareth Jones; traducción de Flora Gómez en la redacción de Gdansk)