Segunda ola: cuándo será el pico, según la Nación, la Provincia y la Ciudad

Fabiola Czubaj
·4  min de lectura
Fotos de coronavirus; vacunas; covid-19; enfermeras; enfermeros; médicos; médicas; hospitales; enfermos; contagios; hisopados; controles;
Fotos de coronavirus; vacunas; covid-19; enfermeras; enfermeros; médicos; médicas; hospitales; enfermos; contagios; hisopados; controles;

Con la primera ola de Covid-19 parece haber quedado claro que no es fácil aventurarse a pronosticar cuándo podría llegar el pico de contagios. Por lo menos en público. A diferencia del año pasado, ya nadie se arriesga a hablar de cuándo la curva de esta segunda ola podría llegar a su punto máximo.

“No estamos haciendo más proyecciones para difundir porque no nos fue bien el año pasado −responde Sonia Tarragona, jefa de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación–. Estamos trabajando con distintos escenarios, que son solo de consumo interno. No queremos generar la expectativa social que provocan esos pronósticos”.

Entre esos escenarios figura el que proyecta el efecto que vayan a tener la vacunación y las medidas sociales para reducir la circulación hasta poder aumentar la inmunización, según explica la funcionaria.

“Sí esperamos que la vacunación, si podemos llegar a vacunar a los adultos mayores y la mayor cantidad posible, tenga un impacto en la curva como en Reino Unido e Israel, que lograron bajar el crecimiento de los casos con la expansión de la vacunación y el mantenimiento de los cuidados individuales”, agrega Tarragona.

Esos escenarios también describen un crecimiento de la curva de contagios “muy superior” al de la primera ola. “Es esperable, porque el año pasado no había el mismo nivel de movilidad por la apertura de actividades. Puede ser que haya impacto de las nuevas variantes del virus, aunque aún no lo sabemos”, comenta.

En las dos jurisdicciones que vuelven a compartir la suba de casos, la ciudad y la provincia de Buenos Aires, tampoco quieren hablar de un pronóstico. “No tiene sentido epidemiológico porque cuando se da un pico, los casos suben hasta encontrar un freno biológico: cuando se toman medidas que frenan la circulación, desciende la curva”, dice Enio García, jefe de Asesores del Ministerio de Salud bonaerense.

Salas de terapia Intensiva del sanatorio CEMIC de avenida Las Heras
Aníbal Greco


Salas de terapia Intensiva del sanatorio CEMIC de avenida Las Heras (Aníbal Greco/)

“Quienes hacen esas estimaciones que circulan no tienen en cuenta una gran cantidad de variables. Solo toman los números, que no es lo único”, advierte.

Con la segunda ola, tuvieron que corregir las proyecciones porque el algoritmo que utilizan para predecir el avance de la pandemia, según explicó García, “aprendió con los datos de la primera ola” y siguió esa lógica. El error lo advirtieron a través del aumento de llamados a la línea gratuita 148: “Pudimos ver un crecimiento vertical de las consultas [relacionadas con el Covid-19]”, señala.

De esos ajustes del modelo surgió la estimación que dio a conocer el domingo pasado el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak.

“Los resultados nos dicen que, si no tomáramos ninguna medida, podemos llegar a una meseta en la provincia de Buenos Aires de varios días o semanas de 50.000 o más casos diarios –explica el jefe de asesores del ministro Daniel Gollán–. Esas proyecciones también nos dicen que, al 8 de mayo, y en el escenario más optimista, en los distritos del conurbano dentro del AMBA estarían llenas todas las terapias intensivas. Esto, de nuevo, es si no tomáramos ninguna medida”. Es decir, si dejaran que la pandemia siguiera su curso sin intervenir.

“Estamos esperando que, con las últimas medidas del Gobierno nacional, por lo menos no lleguemos a los 50.000 casos”, continúa García.

En la ciudad de Buenos Aires, también evitan cualquier pronóstico. Sobre todo porque el promedio de casos de los últimos días se mantiene en una meseta, por debajo de los 3000 positivos diarios.

El Hospital Fernández de la ciudad de Buenos Aires será reestructurado para atender solamente pacientes con Covid-19, en función de la alta demanda
Fabián Marelli


El Hospital Fernández de la ciudad de Buenos Aires será reestructurado para atender solamente pacientes con Covid-19, en función de la alta demanda (Fabián Marelli/)

En conferencia de prensa, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó ayer que la curva de contagios se estabilizó en el distrito, a dos semanas de las primeras restricciones de la circulación nocturna que había dispuesto el Ejecutivo nacional.

Tras un promedio de 2700 casos diarios, el funcionario explicó que el los últimos cinco días se estabilizaron en “150 casos menos por día”, en lo que podría anticipar “un cambio de tendencia” en la curva de contagios, que debería consolidarse en las próximas jornadas.