Nueva ola: Holanda, el primer país de Europa que vuelve a un confinamiento parcial

·4  min de lectura
Los bares de Holanda volverán a cerrar temprano
Los bares de Holanda volverán a cerrar temprano

AMSTERDAM.- Los números del Covid en Europa no paran de escalar y preocupar y varios gobiernos ya analizan volver a las restricciones que ya se consideraban superadas. Holanda se convirtió este viernes en el primer países del occidente del continente en anunciar medidas para toda la población, con un confinamiento parcial a partir de mañana.

El primer ministro interino holandés, Mark Rutte, anunció una cuarentena parcial de tres semanas en un momento en que aumentan los casos de coronavirus.

``Esta noche tenemos un mensaje muy desagradable con decisiones muy desagradables y extensas’', advirtió Rutte.

Con la cuarentena los bares, restaurantes y supermercados tendrán que cerrar a las 8 de la noche, los encuentros deportivos profesionales se jugarán en estadios vacíos y a las personas les pedirán trabajar desde casa lo más que puedan. Las tiendas que venden artículos no esenciales tendrán que cerrar a las 6 de la tarde.

Las nuevas restricciones fueron rechazadas por unos 200 manifestantes que salieron esta noche a protestar en las calles de Amsterdam, y que fueron reprimidos con cañones hidrantes.

Las nuevas infecciones por coronavirus en el país de 17,5 millones han aumentado rápidamente después de que las medidas de distanciamiento social se retiraron a fines de septiembre y alcanzaron un récord de alrededor de 16.300 en 24 horas el jueves.

La nueva ola de infecciones ha ejercido presión sobre los hospitales de todo el país, lo que los ha obligado a reducir nuevamente la atención regular para tratar a los pacientes con Covid-19.

Las personas, con una máscara facial, caminan por un puente del barrio rojo, en Amsterdam, el 5 de agosto de 2020
Las personas, con una máscara facial, caminan por un puente del barrio rojo, en Amsterdam, el 5 de agosto de 2020


Las personas, con una máscara facial, caminan por un puente del barrio rojo, en Amsterdam

Un nuevo confinamiento significaría un cambio drástico en la política del gobierno holandés, que hasta el mes pasado pensaba que una tasa de vacunación relativamente alta significaría que podría flexibilizar aún más las medidas hacia finales de año.

Alrededor del 85% de la población adulta holandesa ha sido completamente vacunada contra Covid-19. Hasta ahora, las vacunas de refuerzo solo se proporcionaron a un pequeño grupo de personas con sistemas inmunitarios débiles, y se ofrecerán a personas de 80 años o más en diciembre.

Holanda no es el única país de la región que considera medidas estrictas a medida que las infecciones alcanzan niveles récord. Austria dijo ayer que analiza encerrar en sus casas a millones de personas no vacunadas.

El primer ministro holandés Mark Rutte anunciaría las medidas esta noche
El primer ministro holandés Mark Rutte anunciaría las medidas esta noche


El primer ministro holandés Mark Rutte anunciaría las medidas esta noche

Europa, el epicentro

La Organización Mundial de la Salud reportó que las muertes por coronavirus aumentaron un 10% en Europa en los últimas siete días, y un funcionario declaró la semana pasada que el continente está “de nuevo en el epicentro de la pandemia”.

Gran parte del repunte se debe a los brotes descontrolados en Rusia y Europa del Este -donde la tasa de vacunación tiende a ser baja-, pero naciones occidentales como Alemania y Gran Bretaña registraron algunos de los peores datos de infecciones diarias del mundo.

Aunque la vacunación en estos países supera el 60% de la población -cifras que en España y Portugal son aún más altas- una parte considerable de su sociedad continúa desprotegida.

Según el doctor Bharat Pankhania, profesor en la Facultad de Medicina y Salud de la Universidad Exeter, la gran cantidad de gente no vacunada combinada con la reanudación generalizada de la vida social tras las cuarentenas y un ligero descenso en la inmunidad de quienes recibieron las inyecciones hace meses están acelerando el ritmo de contagios.

Compradores con mascarillas protectoras pasean por el mercado de pulgas de Naschmarkt mientras continúa el brote de la enfermedad mundial del coronavirus (COVID-19) en Viena, Austria,
Compradores con mascarillas protectoras pasean por el mercado de pulgas de Naschmarkt mientras continúa el brote de la enfermedad mundial del coronavirus (COVID-19) en Viena, Austria,


Austria analiza medidas apuntadas hacia los no vacunados

Gracias sobre todo a la vacunación, los hospitales de Europa occidental no están bajo la misma presión que sufrieron al inicio de la pandemia, pero muchos siguen esforzándose para atender a un creciente número de pacientes con Covid-19 mientras tratan de terminar con las demoras en pruebas y operaciones con un personal exhausto o enfermo. Incluso los países con los peores brotes han registrado muchas menos muertes per cápita en las últimas cuatro semanas que las confirmadas en Estados Unidos, de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins.

La pregunta ahora es si estos países pueden frenar este nuevo repunte en la pandemia sin recurrir a los estrictos confinamientos que devastaron las economías, alteraron el ritmo educativo y afectaron a la salud mental. Los expertos dicen que es probable, pero las autoridades no pueden evitar todas las restricciones y deben aumentar la cifra de vacunados.

“Creo que la época de encerrar a la gente en sus casas ha terminado porque ahora tenemos herramientas para controlar el Covid: las pruebas de detección, las vacunas, y los medicamentos”, afirmó Devi Sridhar, jefa de salud pública global en la Universidad de Edimburgo. “Así que espero que la gente haga lo que tiene que hacer, como usar barbijo”.

Agencias Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.