La ola de calor rompe récords de temperaturas y acentúa sequía en Uruguay

Montevideo, 14 ene (EFE).- La ola de calor que se vive desde el pasado martes y que se extenderá hasta el domingo sigue complicando la situación de sequía de Uruguay y rompe récords de temperaturas, como el de este jueves, cuando en el noroeste se alcanzaron las más altas desde 1961.

Así lo dijo este viernes a Efe el jefe de Pronóstico del Instituto Nacional de Meteorología de Uruguay (Inumet), Néstor Santayana, quien sostuvo que están "siguiendo día a día" los extremos de temperatura.

"El día de ayer (jueves) se batieron dos récords, uno en Paysandú y otro en Salto (ambos en el noroeste) de 42,5 (grados centígrados). Es la temperatura máxima absoluta a nivel nacional desde 1961", explicó.

Uruguay sufrió una primera ola a fines de diciembre que tuvo duras consecuencias ya que, además de la sequía, provocó incendios forestales en gran parte del territorio.

El fuego ardió de manera tal que se quemaron más de 22.000 hectáreas en la peor devastación forestal en la historia de Uruguay.

El anterior incendio de grandes dimensiones había tenido lugar en 2005 en Rocha (sureste del país) y en él ardieron 5.000 hectáreas.

"Desde la semana pasada habíamos mencionado ya esta masa de aire muy calurosa que iba a afectar a la región, en particular a Uruguay, y estábamos previendo un umbral de temperaturas máximas en el entorno de los 36 a los 43 grados", afirmó Santayana.

Asimismo, dijo que esta ola tendrá mayor duración en la zona oeste, norte y centro del país, mientras que para el sur, este y noreste finalizará antes.

A partir del próximo lunes, las temperaturas tendrán un importante descenso y registrarán niveles propios de primavera u otoño, acompañado de lluvias.

Sin embargo, el jefe de Pronóstico del Inumet dijo que no descartan otra ola de calor en lo que resta del verano, debido a que cada año suelen darse tres.

Además de atraer a miles de personas hacia las playas para darse un chapuzón que les permita escapar del calor, las altas temperaturas han causado dos grandes inconvenientes: incendios y sequías.

Pese a que esta segunda ola no causó los desmanes de diciembre, Santanaya sostiene que hay incendios diarios en todo el país.

Por otra parte, Uruguay lleva varios meses en emergencia agropecuaria debido a las sequías ya que el último mes "donde llovió dentro de lo normal" fue octubre.

"A partir de allí el déficit hídrico se fue marcando cada vez más e incluso en diciembre en muchos lugares del país no hubo precipitaciones. Eso se acentúa con las dos olas de calor y esta en particular muy seca", concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.