Ola de calor: los meteorólogos advierten de temperaturas récord en el oeste

·2  min de lectura

Washington, 1 jun (EFE News).- El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) advirtió este martes que la ola de calor que se abatió este fin de semana en el oeste del país continuará durante junio con temperaturas que batirán récords.

Ya el lunes, en California, el termómetro marcó temperaturas sin precedentes registrados en Redding con 41,2 grados Celsius (109 Fahrenheit) y 40 C (104 F) en Sacramento, y para este martes se espera que la temperatura supere los 38 C (100 F) en el Valle Central y el Valle San Joaquín.

El calor estará por encima de lo normal desde el sudeste de California hasta el área metropolitana de Las Vegas (Nevada), según los meteorólogos y podría pasar de los 43 C (110 F) en algunas áreas llegando a más de 46 C (115 F) en el Valle de la Muerte.

"El Oeste de EE.UU. no pierde tiempo para empezar el verano meteorológico y se pronostican altas temperaturas muy por encima del promedio desde el desierto en el sudoeste a la costa del Pacífico en el noroeste", indicó el NWS.

"El calor abrasador y por encima de los récords es particularmente probable hoy desde el centro de California al noroeste de Oregón antes de expandirse el miércoles al norte de la Gran Cuenca", añadió.

Las temperaturas podrían llegar entre los 40,5 y los 48,8 grados centígrados (105 F y 120 F) en Phoenix, Yuma y Tucson (Arizona), advirtió Nick Ausin, director de análisis meteorológico en Freightwaves.com, una plataforma dedicada a los conductores de camiones de carga.

"Este nivel de calor puede ser brutal para los camiones", añadió. "Los conductores que vayan al sudoeste o crucen la región deben asegurarse de que sus camiones están en perfectas condiciones para evitar descomposturas o falla del aire acondicionado".

Estas temperaturas, cuando aún faltan tres semanas para el comienzo del verano según el calendario, traen riesgos de incendios forestales y las autoridades ya han difundido advertencias desde el sur de Oregón a California.

En California, las nieves en las montañas se han estado derritiendo antes de las fechas normales y eso podría causar sequías en vastas regiones forestales y de pasturas.

(c) Agencia EFE